Presupuestos

Solbes garantiza el déficit cero si se crece un 3%

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, afirmó ayer que en 2005 se mantendrá la presión fiscal y el equilibrio presupuestario, si se mantiene el crecimiento económico en torno al 3%. Solbes señaló en declaraciones a Tele 5 que tiene 'claros' los objetivos del próximo año y subrayó que en la situación actual de crecimiento del PIB cercano al 3% 'el objetivo debe ser estar lo más próximo posible al equilibrio presupuestario nominal'.

'Nos hemos comprometido a mantener la presión fiscal y el equilibrio presupuestario y es verdad que pretendemos hacer otras cosas, pero habrá que ver dentro del margen de crecimiento del 3% cuál es la disponibilidad de recursos', dijo el vicepresidente Solbes.

La preocupación inmediata se centra en los Presupuestos del Estado para 2005, y en cómo priorizar algunas partidas sin incrementar el gasto final. En su opinión, si la economía crece al 3% en términos reales y la inflación en torno al 2% en 2005, habrá un 5% más de ingresos, por lo que, añadió, 'si hay margen de maniobra no descartaría una rebaja de impuestos, sobre todo si permite incentivar el empleo y la productividad'.

'Hay muchos contratos temporales, pero es pronto para saber si los combatimos modulando cotizaciones'

No encajará todo en 2005

En este sentido, el responsable económico del Gobierno indicó que 'seguramente no todo lo que se pretende hacer a lo largo de la legislatura encaja desde el primer presupuesto', por lo que habrá que estudiar los márgenes y priorizar algunas cosas.

A su juicio, es necesario ir hacia una economía que permita un crecimiento sostenible durante un largo periodo de tiempo, con una razonable cohesión social. Pedro Solbes se declaró defensor de la estabilidad presupuestaria, pero recordó que en economía no tiene sentido que se considere que no haya que utilizar las posibilidades de crédito en ningún momento del ciclo. 'Precisamente hay que tener una situación de estabilidad para si las cosas vienen mal poder tener un margen de maniobra', añadió.

Sobre los datos de la EPA, el vicepresidente segundo del Gobierno dijo que hay elementos positivos claros, como el aumento de la tasa de actividad, y otros negativos como el incremento del paro, aunque cree que hay que ser 'muy cautos' con las cifras del primer trimestre del año.

En cualquier caso, resaltó que tasa de desempleo sigue siendo alta y hay que trabajar para reducirla, al igual que la temporalidad. 'Hay mucho contrato precario y tienen que analizarse en función del tipo de actividad'.

A este respecto, afirmó que la corrección de las cotizaciones sociales apuntada por el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, 'es uno de los instrumentos posibles, pero es pronto para prejuzgar cuál será el resultado final'.

Asimismo, Solbes se refirió a la reforma fiscal prometida por el PSOE y señaló que primero deben analizar el impacto de las últimas reformas en términos de recaudación. No obstante, aseguró que les gustaría tener 'impuestos más simples' y en esa línea van a trabajar.

Finalmente, el vicepresidente económico elogió a su antecesor en el cargo, Rodrigo Rato, del que dijo que es 'un excelente candidato' para dirigir el Fondo Monetario Internacional (FMI) 'y puede hacer un gran papel'.

Estabilidad cíclica

Solbes defiende la estabilidad, pero recordó que no tiene sentido considerar que no haya que utilizar las posibilidades de crédito en ningún momento del ciclo: 'Hay que tener estabilidad para si las cosas vienen mal poder tener un margen de maniobra'.

Almunia pide reformas para crecer más

El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, insistió ayer en el pleno de la Comisión Europea en el compromiso de los Estados miembros en la estrategia de crecimiento con estabilidad, pero mostró su convencimiento de que se deben y pueden 'hacer mejor las cosas'. Tras anunciar la activación de distintos instrumentos de supervisión presupuestaria para Holanda, el Reino Unido e Italia, cuyos déficit públicos se están deteriorando, Almunia afirmó que 'la única forma de acelerar el crecimiento es realizando nuevas reformas'. 'La UE y la zona euro están en una fase de recuperación, lo cual es positivo, pero no lo es que esa recuperación sea moderada', agregó en su primera rueda de prensa oficial. Almunia presentó ayer los informes sobre la situación de Reino Unido y Holanda, a los que se le abrirá un procedimiento por déficit excesivo por superar en 2003 el umbral del déficit público establecido en el 3% del PIB en el Pacto, así como la 'alerta rápida' a Italia por la posibilidad de que supere ese límite. La CE abrió en el pasado procedimientos de infracción a Portugal, Francia y Alemania. En estos dos casos, el Ecofin los dejó en suspenso.