Fusión

El presidente de Sanofi reconoce que esperaba pagar "algo menos" por Aventis

El presidente del laboratorio farmacéutico Sanofi-Synthélabo, Jean-Francois Dehecq, confesó hoy que esperaba pagar "un poco menos" por la compra de su rival franco-alemán Aventis, anunciada oficialmente ayer.

Sanofi pagó 54.500 millones de euros por Aventis, un 14% más de la oferta inicial, lo que supondrá la creación del líder europeo de los medicamentos y el tercer grupo mundial. El presidente de la que será Sanofi-Aventis, en una entrevista concedida a la emisora Europe 1, explicó que el grupo surgido de la fusión podría estar operativo "a principios del año próximo" y defendió la intervención del Gobierno francés para acelerar el proceso. "El Gobierno ha dado su opinión. Me sorprende que la gente se extrañe de que los políticos defiendan un proyecto de defensa del empleo y de la investigación en Europa", afirmó Dehecq.

Admitió además haber recibido la felicitación del presidente francés, Jacques Chirac, del primer ministro, Jean-Pierre Raffarin, y del ministro de Economía, Nicolas Sarkozy, porque, dijo, la fusión es "buena para Europa". "Si el Gobierno no hubiera intervenido, existía el riesgo de una fusión hostil y contrariada", subrayó, antes de defender también el carácter europeo de la nueva empresa, que estará implantada sobre todo en Francia y Alemania, "pero también en el Reino Unido y España", y aceptó "el desafío" de competir con sus rivales de Estados Unidos.

"Hace 20 años Europa era líder en este sector, pero las empresas se fueron a Estados Unidos y ahora ellos son los líderes. Creo que con la creatividad y la imaginación de Europa tenemos una opción de recuperar la delantera", señaló. El todavía presidente de Sanofi envió un mensaje tranquilizador a los empleados de ambas empresas, y reiteró que no habrá despidos.