Memoria

La contratación de la deuda creció un 13% en 2003, hasta 21,3 billones

La contratación de deuda pública en el mercado secundario creció un 13% en 2003, hasta situarse en 21,3 billones de euros, gracias sobre todo al tirón de la negociación entre titulares propiciado por la recuperación bursátil. Así queda reflejado en la Memoria de los Mercados de Deuda Pública presentada hoy por el Banco de España.

La contratación entre titulares de una cuenta en la Central de Anotaciones creció un 19% y alcanzó los 7,7 billones, mientras que la negociación con terceros ascendió a 13,6 billones, un 10% más, que también contribuyó al aumento del negocio en el mercado, apunta el documento.

El jefe de la División de Análisis de Operaciones, Javier Maycas, ha explicado que aunque la contratación en bonos y obligaciones se ha visto reducida ligeramente, ésta aún mantiene el predominio al representar el 86,4% del mercado, mientras que la negociación de Letras representa el 12,2% y los instrumentos segregados el 1,4%. Asimismo, ha destacado el crecimiento de las operaciones simultáneas, que han pasado de tener un peso en la contratación del 33,5% en 2002 al 36,7% de 2003. No obstante, la mayor parte de la operativa aún corresponde a "repos", al acaparar el 52,5% de la negociación, al tiempo que las operaciones al contado registraron un descenso del 2,9% y representaron el 10,5%.

Financiación del Estado

Las necesidades de financiación del Estado en términos de caja aumentaron ligeramente respecto del año anterior, por lo que la financiación se cubrió a través de una disminución del saldo del Tesoro en sus cuentas de depósito en efectivo y por una apelación al mercado doméstico mediante una emisión neta de Letras, bonos y obligaciones por un importe de 1.793 millones, considerablemente inferior a la cantidad registrada en 2002.

Por este motivo y por las menores necesidades de financiación, el Tesoro en septiembre revisó a la baja en unos 5.300 millones de euros el programa de emisión neta del año pasado, y la emisión ascendió a 2.935 millones. En cuanto a la colocación neta de deuda a medio y largo plazo resultó un importe negativo de 1.142 millones de euros, mientras que el programa de recompra se hizo por 7.222 millones. El saldo de deuda pública anotada registró un crecimiento del 1% a cierre de 2003 con 284.734 millones, al tiempo que la vida media del saldo aumentó de 6,02 años a 6,14 años.

Respecto de las Comunidades Autónomas, éstas emitieron deuda en 2003 por valor de 1.113 millones, mientras que el saldo de deuda anotada de otras instituciones públicas descendió en 1.081 millones. Finalmente, resumió Maycas, se produjo un hecho muy significativo: la casi eliminación del diferencial de tipos de interés con respecto de la deuda alemana, aunque dijo que los 6 puntos básicos de diferencia actual son difíciles de superar, "al estar al límite y no haber capacidad para mejorar".

El Banco de España inspeccionó tres gestoras

Los servicios de inspección del Banco de España inspeccionaron tres entidades gestoras del mercado de deuda pública en 2003, aunque su peso en el mercado era pequeño al representar los saldos registrados por cuenta de terceros el 4,5% del saldo total de deuda anotada por ese concepto. Las deficiencias, "subsanables", se localizaron en dos de ellas en el área de control interno y en los medios técnicos disponibles con la actividad de custodia, como la falta de separación jerárquica entre las áreas operativa y administrativa, o la no definición de un área de depositaria y custodia de valores como unidad de negocio específica. En una de las entidades, los medios técnicos relacionados con la contabilidad presentaban algunas carencias que originaban ciertos problemas en la obtención de información que justificase los saldos contables de fechas pasadas. Durante 2003, el número de reclamaciones relacionadas con deuda pública se elevó a diecinueve.