Farmacia

Novartis negociará la compra de Aventis para salvarla de la opa hostil de Sanofi

Novartis y Aventis harán frente común para evitar el triunfo de la opa de Sanofi-Synthélabo. Limadas las reticencias del Gobierno francés, las compañías iniciarán conversaciones de fusión, que de llegar a buen puerto darían lugar a la segunda farmacéutica mundial, por detrás de la estadounidense Pfizer.

Novartis comenzará las negociaciones con el grupo franco-alemán para plantarle cara a la opa que lanzó Sanofi-Synthélabo sobre Aventis.

La suiza reconoció que no hay garantía de que las conversaciones tengan éxito, pero sólo la decisión de sentarse a negociar ha supuesto una sorpresa para el sector, que había descartado esta posibilidad después de que el Gobierno francés no escondiera su preferencia por un acuerdo entre dos empresas galas ante el acercamiento de la suiza.

Novartis responde de esta forma a la petición que le hizo Aventis de que presentara una oferta que pudiera frenar la realizada de forma hostil por Sanofi-Synthélabo, de unos 46.500 millones, en enero. El grupo suizo, sin embargo, respondió que sólo empezaría las conversaciones en caso de que el Ejecutivo francés, que no cuenta con ninguna participación en la farmacéutica, se mantuviera neutral. Aventis intercedió ante las autoridades galas y solicitó mantuvieran la imparcialidad ante las negociaciones.

La acción de la empresa suiza retrocedió ayer el 2,01% entre preocupaciones porque se vea obligada a pagar un sobreprecio para hacerse con su rival. Aventis, la empresa en disputa, subió un 4,86% y Sanofi-Synthélabo, el 2,95%.

Nadie duda de que la contienda no ha terminado y fuentes del sector apuntan que el próximo paso será un aumento de la oferta de Sanofi. Novartis podrá mantener una lucha 'cara a cara' con Sanofi-Synthélabo por Aventis, dada su fortaleza financiera. La suiza tiene casi el doble de capitalización que Sanofi. Es la única, entre las cinco grandes farmacéuticas europeas, que disfruta de la máxima calificación crediticia y cuenta con 12.000 millones de liquidez.

El director financiero de Novartis, Raymund Breu, dijo que tanto Francia como Alemania se han comprometido a ser imparciales. 'Hemos realizado un estudio de viabilidad y somos conscientes de la importancia del proyecto. Confiamos en haber disipado todas las preocupaciones (del Gobierno francés). Ahora, sólo el tiempo dirá', indicó el directivo. Breu añadió que se puede llegar a un acuerdo que tenga en cuenta la preocupación de los franceses sobre el mantenimiento de los puestos de trabajo y de la producción de vacunas en el país.

La empresa suiza también busca el apoyo del Gobierno alemán. Su presidente y consejero delegado, Daniel Vasella, se reunió con representantes del Ejecutivo el miércoles, aunque no han trascendido los detalles del encuentro.

Un portavoz de Aventis aplaudió la decisión de Novartis. Sin embargo, los sindicatos, que temen recortes de empleos en caso de acordarse una fusión, se muestran contrarios y consideran que la operación supondría que 'Francia renuncia a su independencia en producción de vacunas y antibióticos'. En una carta al Gobierno, indicaron que 'harán todo lo posible por evitar la fusión'.

Luz verde de la UE

La Comisión Europea tendrá que autorizar la posible fusión de Novartis y Aventis por su volumen de negocio, indicó la portavoz de Competencia. No confirmó si las empresas han tenido contactos con la UE, si bien subrayó que 'no habría nada de extraño en ello'.

Las dos rivales mejoran los resultados

El sector farmacéutico está en movimiento. La opa presentada por Sanofi-Synthélabo por su rival Aventis, rechazada por esta última por considerarla demasiado baja, y las negociaciones iniciadas entre Novartis y Aventis auguran que la contienda se puede alargar.

En este contexto, las dos principales rivales en la puja por Aventis han hecho públicas cifras trimestrales. Novartis obtuvo entre enero y marzo un beneficio neto de 1.293 millones de dólares (unos 1.077 millones de euros), con un incremento del 22% respecto a igual periodo de 2003. La cifra de negocios del gigante farmacéutico suizo fue de 6.640 millones de dólares (5.500 millones de euros), un 16% más. El grupo farmacéutico se mostró muy optimista sobre este ejercicio.

Sanofi-Synthélabo, por su parte, registró una facturación en los tres primeros meses del año de 2.193 millones de euros, lo que representa un incremento del 11,9%. La compañía explicó que los ingresos del trimestre se han visto muy afectados por la depreciación del dólar, lo que ha restado a la facturación 6,4 puntos de crecimiento.