VIII Congreso

Benito decide no presentarse a la Secretaría General de CC OO

El ex número dos de CC OO Rodolfo Benito ha decidido finalmente hoy no presentar su candidatura a la Secretaría General, con lo que, por primera vez en la historia del sindicato, dos personas, José María Fidalgo y el líder del sector crítico, Agustín Moreno, pugnarán mañana por el cargo.

Pese a que en el proceso congresual Benito se había mostrado dispuesto a optar a la Secretaría General, hoy aseguró que al haberse confirmado ya dos candidaturas, presentar una tercera sería distorsionar el debate de fondo de este Congreso".

Por lo tanto, la corriente que lidera Benito sólo presentó una lista a la Ejecutiva Confederal, órgano que, según decidió hoy la Comisión Electoral, tendrá siete personas más en este mandato, es decir, 32 más el secretario general.

Según explicó el secretario de Organización, José Luis Sánchez, el incremento responde a la necesidad de separar actividades que estaban agrupadas y para dar cabida a mayor pluralidad, dado que hay tres listas para la Ejecutiva Confederal.

Su enmienda, rechazada

La intención de Rodolfo Benito es integrar en la Ejecutiva Confederal, al menos, a seis miembros de su lista. Benito también protagonizó las discusiones de la segunda jornada de este VIII Congreso Confederal -que finaliza el sábado- porque presentó una enmienda a la totalidad del programa de acción que el sindicato tendrá para los próximos cuatro años. Fue rechazada por el 59,1% de los 880 delegados presentes, respaldada por el 29,9% y recibió el 11 por ciento de abstenciones.

El ex número dos de CC OO presentó esta iniciativa porque la Comisión de Ponencias encargada de elaborar el programa "no ha intentado tan siquiera buscar fórmulas de encuentro entre las distintas propuestas que han sido mayoritarias en un importante número de organizaciones".

El sector crítico de Moreno

Desde el sector crítico, Agustín Moreno presentó una lista consensuada por sus más de 200 delegados a la Ejecutiva Confederal, con la que esperan integrar a los siete primeros en el próximo equipo de dirección del sindicato.

Los críticos también acordaron por unanimidad permanecer unidos en defensa de la pluralidad y no pactar con la mayoría liderada por Fidalgo, a pesar de los "cantos de sirena" que les han lanzado desde el aparato confederal, explicó.

Moreno se refería así a las intentos de Fidalgo de garantizarse el respaldo de, por lo menos, el sesenta por ciento de los 1.001 delegados asistentes al Congreso y, por ello, busca alianzas que le aseguren ese porcentaje.

En síntesis, relató, "el sector aprobó de forma unánime, proponer la búsqueda de un acuerdo que permita salir unidos y convivir democráticamente en el futuro en un sindicato donde estén los tres sectores representados y donde se fomente también la participación de los afiliados".

Por parte de la mayoría, la lista de candidatos a la Ejecutiva Confederal está encabezada por José María Fidalgo, suma 56 personas, e incluye a muchas de las personas del actual equipo de dirección, como Dolores Liceras (secretaria de Empleo), José Luis Sánchez (secretario de Organización), Pura García (secretaria de Juventud), Salvador Bangueses (secretario de Política Institucional) y Fernando Puig-Samper. Entre los nombres nuevos de la lista figuran el del secretario general de la Federación Minerometalúrgica, Ignacio Fernández Toxo, el hasta ahora secretario general de la Federación de Enseñanza, Fernando Lezcano; Julio Ruiz (secretario general de CC OO de Andalucía) y Carmen Bravo (de la Federación de Sanidad de Navarra).