Negocios

Un consorcio liderado por EADS se adjudica un contrato de la OTAN por 4.000 millones

Un consorcio liderado por EADS, el mayor grupo aeroespacial europeo, ha sido encargado de desarrollar un nuevo sistema de vigilancia aéreo para la OTAN, por valor de 4.000 millones de euros.

El consorcio TIPS, en el que también participa la empresa española Indra, desarrollará un sistema de vigilancia terrestre mediante aviones de reconocimiento modelo Airbus 321, que permitirá identificar desde una aeronave movimientos en tierra de tropas o carros de combate.

Además de EADS e Indra, participan en TIPS Northrop Grumman, General Dynamics (Canada), Thales (Francia), Indra (España) y Galileo Aviónica (Italia). El principal competidor para la adjudicación del contrato era el liderado por el grupo estadounidense Raytheon.

AIRBUS GROUP 92,07 0,27%

Según una nota publicada hoy por la Alianza Atlántica, los directores de armamento nacionales de la organización han convalidado una decisión previa del comité para dar luz verde al proyecto y lograr que el contrato se firme ¢en la primavera de 2005¢. El sistema de vigilancia "eye in sky" (ojo en el cielo) deberá estar en pleno funcionamiento en 2010.

Cinco Airbus para Australia

En otro gran contrato conocido hoy, EADS ha recibido el encargo de fabricar cinco aviones cisterna y transporte multimisión (MRTT), del modelo A330, para las Fuerzas Armadas Australianas, por valor de 1.200 millones de euros.

Según ha detallado hoy en Madrid el mayor grupo europeo aeroespacial y de defensa, el aparato es "el más moderno, capaz y flexible MRTT del mundo", por lo que sustituirá a los antiguos aviones cisterna y de transporte Boeing 707.

El MRTT A330, que se empezará a entregar a partir del 2007, estará equipado con una pértiga para reabastecer aviones en vuelo. EADS será el contratista principal para el suministro del avión y Qantas Defence Services se encargará del soporte logístico durante un periodo de veinte años, aunque en el proyecto también habrá otros socios australianos de envergadura.

Por otra parte, la empresa Industria Aeronáutica de Portugal (OGMA) ha suscrito un contrato de 37 millones con la empresa española EADS-CASA para la fabricación y montaje del fuselaje central de un avión C-295, según publica hoy la prensa lusa. La producción de este aparato, que entró recientemente en operación al servicio de la Fuerza Aérea de España, se trasladará de la ciudad española de Sevilla a la localidad lusa de Alverca.