EDITORIAL

Bienvenida a Bolsa

Fadesa rompe una sequía de casi dos años sin salidas a Bolsa. La última fue la de Enagás, que se produjo a mediados de 2002. Los títulos de la inmobiliaria gallega harán su debut en el parqué el próximo 30 de abril a un precio de entre 11 y 12,6 euros. Ello significa valorar la empresa entre 1.225 y 1.403 millones, lo cual sitúa a Fadesa en dura pugna con Colonial, controlada por La Caixa, por ocupar la segunda plaza en la clasificación por valor bursátil de las inmobiliarias españolas. Ambas tan sólo están superadas por Metrovacesa.

La salida a Bolsa de Fadesa se produce con un mercado en máximos anuales y en plena efervescencia del negocio inmobiliario, que no para de marcar récords tanto de construcción de viviendas como de precios. La decisión de la familia Jove, accionista de control de la empresa, es una muestra más de la evolución y la modernización del tejido empresarial español. Un grupo de origen familiar que ha ido sumando éxitos y ganando volumen, y que ha decidido acudir al mercado para apuntalar el modelo y darle ese punto de credibilidad que otorga el mero hecho de estar día a día en el escaparate bursátil.