Farmacia

Aventis pedirá a parís que acepte su fusión con Novartis

El grupo farmacéutico franco-alemán Aventis pedirá esta semana al Gobierno francés que reconsidere su negativa a una eventual fusión con la empresa suiza Novartis. Directivos de la compañía se reunirán con el ministro de Sanidad para explicarle la operación.

Aventis aprovechará el vuelco electoral registrado en las elecciones regionales francesas del pasado 28 de marzo para pedir al nuevo ministro de Sanidad, Philippe Douste-Blazy, y al nuevo titular de Finanzas, Nicolas Sarkozy, que el Ejecutivo francés permanezca neutral en su intento de fusión con la suiza Novartis, según publicó ayer el diario Financial Times.

Desde que ambas empresas anunciaran su intención de unirse, el Gobierno galo ha mostrado su rechazo a la operación, invocando el 'interés nacional' y apoyando la oferta lanzada por Sanofi, con sede en París. Ahora, con la remodelación del Ejecutivo, Aventis intentará convencer al Gobierno de que el mantenimiento del empleo y la investigación sanitaria estarán garantizadas si sale adelante la fusión con Novartis.

La empresa franco-alemana se enfrenta al mismo tiempo a una oferta hostil de 48.000 millones de euros lanzada por Sanofi, que Aventis ha rechazado por ahora.

La conversación con los ministros galos de Finanzas y Sanidad, que se producirá previsiblemente esta semana, ha sido instigada por Novartis. La compañía suiza decidió paralizar cualquier conversación sobre la fusión mientras no se garantizara la neutralidad del Gobierno francés en toda la operación.

Paralelamente, Aventis ha lanzado un plan de bonos dirigido a los accionistas para protegerles en caso de que Sanofi lance su oferta hostil. El plan está diseñado para blindar de algún modo a los inversores ante el riesgo de que Sanofi pierda la patente por Plavix, uno de sus medicamentos estrella. Con esta operación, Sanofi se vería obligada a ampliar su oferta hasta un 22% del capital de Aventis.

El plan está siendo investigado por la AMF, el regulador bursátil francés, tal y como confirmó ayer a la agencia Reuters el organismo. Por su parte, Sanofi aseguró que ese plan 'va en contra de las leyes bursátiles francesas', hasta el punto de que la empresa se plantea iniciar acciones legales contra Aventis. En la junta de accionistas de esta última, que el próximo 19 de mayo, se votará el plan. Si se aprueba, según un portavoz de Aventis, será muy difícil que Sanofi pueda ir contra él.

El ministro de Sanidad enfría el optimismo

El optimismo generado en Aventis por un eventual cambio en la postura del Gobierno francés contra la fusión con Novartis recibió un jarro de agua fría el domingo. En una entrevista con Le Journal du Dimanche, el nuevo titular de Sanidad, Philippe Douste-Blazy, se alineaba en torno a la opción de Sanofi. 'Hay que defender la industria francesa. Si tenemos la oportunidad de crear uno de los mayores grupos farmacéuticos en nuestro propio país, debemos apostar por ello', aseguró.

La opinión de Blazy va en línea con la expresada por el anterior titular de Sanidad y algunos miembros más del Ejecutivo, incluido el primer ministro, Jean-Pierre Raffarin. Raffarin sugirió el pasado 16 de marzo a Aventis que evitara la oferta de Novartis invocando el 'interés nacional'.