Seguros

Las grandes aseguradoras europeas multiplican por cuatro el beneficio

Las principales aseguradoras europeas han recogido los frutos de sus programas de recortes de costes y reestructuración tras los años de crisis, pero sobre todo se han visto favorecidas por la evolución de los mercados. Las diez grandes han multiplicado por cuatro los beneficios, hasta los 14.490 millones de euros.

La recuperación de los principales mercados bursátiles ha afectado positivamente a las carteras de las grandes aseguradoras europeas. E incluso para algunas como Allianz, Zurich o Aviva, ha supuesto la vuelta a los beneficios en 2003 tras varios ejercicios en número rojos. La menor dotación para provisiones ha sido el factor impulsor de sus resultados, que de forma global se han multiplicado casi por cuatro durante el pasado ejercicio.

Los beneficios de las diez principales compañías aseguradoras europeas alcanzaron los 14.490 millones de euros, frente a los 3.677 millones que obtuvieron en 2002. Ha sido el año de la consolidación de la limpieza de los balances y la concentración de las principales entidades en el negocio asegurador dejando de lado otras inversiones ajenas al negocio principal. A pesar de la aparente recuperación del sector, los expertos consideran que queda margen de mejora.

El efecto psicológico sobre los mercados provocado por los atentados del 11-M, supuso una caída del 7% del índice Euro Stoxx de seguros. Las principales compañías minimizaron el efecto real que los atentados pudieran tener en sus valores. Aún así los niveles anteriores al 11-M aún no se han recuperado y ayer el índice terminó la sesión en 176,25 puntos, un 8,3% por debajo del máximo alcanzado en 2004.

Allianz volvió a los números positivos gracias a la venta de activos

Entre los resultados destaca el cambio de signo del líder por capitalización bursátil Allianz, que ha visto como los resultados negativos del año anterior de 1.229 millones de euros se transformaban en beneficios netos de 1.616 millones. El detonante ha sido la venta de activos de la mayor venta de sus participaciones industriales. Sólo el paquete químico de Beiersdorf, aportó 2.800 millones de euros.

Los procesos de reestructuración se han reflejado al termino del ejercicio en los balances de las entidades. Zurich ha consolidado el proceso de reestructuración que concluyó con el despido de 4.500 empleados tras las pérdidas de 3.430 millones en 2002. La entrada en beneficios ha venido de la mano de la concentración en el negocio de seguros generales y el riesgo empresarial y se ha desprendido de activos por valor de 1.200 millones de euros, entre los que se encuentran el negocio de vida en Francia y Gran Bretaña. Axa consolidó su recorte de gastos con una disminución de la partida de 1.235 millones.

En los números rojos está aún Munich Re que perdió en 2003 434 millones de euros pese a la reducción de sus inversiones en Allianz, Hypovereinsbank y Hypo Real State. Y la estadounidense Prudential que decepcionó al mercado con unas cifras negativas por debajo de lo previsto, pérdidas de 488 millones de euros por una caída de la facturación en sus productos de inversión. Para el 2004 queda pendiente la venta de su filial de Internet Egg, que el mercado valora en 2.175 millones de euros.

Scor reduce un 30% sus pérdidas

El sector reasegurador trata de recuperarse también de los últimos ejercicios en dificultades en los que la tónica del sector han sido las provisiones y los efectos cambiario. La reaseguradora francesa Scor anunció ayer que el pasado año tuvo 314 millones de euros de pérdidas (un 30% menos), después de los 455 millones de 2002, un resultado que se explica en buena medida por las provisiones para los ejercicios 1997-2001 y por la depreciación de los créditos de impuestos en EE UU. La facturación de los reaseguros de daños, grandes riesgos de empresas y créditos de fianzas disminuyó un 27% a 2.229 millones de euros (un 16% en cifras comparables). En reaseguros de personas, la caída en cifras absolutas fueron del 4% a 1.462 millones de euros, pero se incrementaron un 4% a tipo de cambio constante. En cuanto al programa de reducción de costes operativos, que se redujeron un 13% en 2003 a 197 millones de euros, el presidente de la reaseguradora, Dennis Kessler, dijo ayer que para este ejercicio la compañía se ha marcado el objetivo de una reducción del 16%.

Crecer mediante compras

El ejercicio 2004 parece dar síntomas de convertirse en el despegue para las compras y las adquisiciones como piedra angular para el crecimiento de las entidades de seguros. Mapfre ya anunciado que parte de la ampliación de capital de 500 millones de euros, cerca de 190 millones, irán destinados a compras en España y Portugal, eso sin descartar el mercado latinoamericano. El grupo estadounidense Liberty ha ido más allá y pretende combinar el crecimiento orgánico con posibles adquisiciones 'siempre que aporten un 12% de rentabilidad al negocio'. Fuentes del sector aseguran que está preparado para una mayor concentración. Bajo la mirada de los diferentes agentes están, además las adquisiciones de las carteras de seguros colectivos de Zurich Financial o la parte de seguros generales de Aegon.

Las españolas se disparan

Las aseguradoras españolas siguieron la tónica de las europeas y ganaron 2.133 millones de euros en 2003, un 78% más que el año anterior. La ausencia de provisiones extraordinarias por la recuperación de los mercados también dejó su huella en el sector español, cuyas provisiones ascendieron a 800 millones de euros, según los datos de ICEA. Axa dio la vuelta a los números negativos que mantenía durante los tres años anteriores y consiguió 91 millones de euros de beneficios. Mapfre, la principal aseguradora española, incrementó un 45% su resultado hasta los 298 millones de euros pese a reducir un 27% sus ingresos por primas de vida en el cuarto trimestre de 2003. Wintherthur, Gruopama y Ergo consiguieron también entrar el beneficios el año pasado y Generali llegó a multiplicar por seis el beneficio hasta los 71,2 millones.