Motor

Seat amenaza con despidos si no gana en flexibilidad

La dirección de Seat dio un giro ayer a las negociaciones para renovar el convenio colectivo. El fabricante amenazó a la plantilla con un expediente de despido si los sindicatos no aceptan las medidas propuestas en torno a la flexibilidad.

Los representantes de los trabajadores calculan que estos despidos podrían ir desde los 500 a los 600. Seat emplea actualmente a 12.976 personas. De estas, 10.318 trabajan en Martorell.

El choque de posturas estalló, según una portavoz de la compañía, cuando produjeron 'discrepancias importantes' a la hora de negociar la cuenta de horas -tiempo de trabajo a disposición de la empresa para suplir picos o caídas de producción-. La falta de acuerdo provocó la amenaza del fabricante de automóviles, que se plantea no prorrogar el acuerdo al que llegaron en mayo de 2003. Este pacto contemplaba el se incremento del número de festivos, que se recuperarían a través de esta bolsa de horas. A cambio, la empresa absorbería 1.100 empleados que sobraron cuando se dejó de fabricar los modelos Caddy e Inca.

UGT y CC OO exigieron ayer a la dirección de Seat que plasme por escrito los planteamientos, según fuentes sindicales.

La compañía, al igual que la mayor parte de sus rivales, se ha tenido que enfrentar en los últimos meses a la caída de la demanda, lo que ha obligado a una disminución de la producción. La plantilla ya trabajó en 2003 13 horas menos de las estipuladas por la caída de la producción.

Las amenazas del constructor van más allá. La filial de Volkswagen anunció que está dispuesta a suspender la aplicación del programa de contrato relevo, informa Efe.

Este programa permite el rejuvenecimiento de la plantilla mediante la jubilación parcial de los 7.000 empleados más veteranos y su sustitución por jóvenes en un plazo de siete años. Hasta ahora, se han llevado a cabo 2.800 relevos de este tipo.

La próxima reunión de la mesa negociadora se llevará a cabo el miércoles.

Ajustes El mayor grupo de Europa, en plena reestructuración

La matriz de la compañía española, Volkswagen, anunció hace un mes un plan que supone el despido de 5.000 personas, 2.500 fuera de Alemania.

El director financiero, Hans Dieter Pötsch, aseguró ayer que el beneficio operativo de la multinacional será 'miserable' en los tres primeros meses.

Seat acaba de lanzar su gran apuesta, el Altea, un monovolumen que ha requirió una inversión de 582 millones de euros.