Política monetaria

El BCE no da sorpresas y mantiene los tipos de interés en el 2%

El Banco Central Europeo (BCE) esperará un poco más antes de recortar los tipos de interés, que permanecerán "durante meses" en el 2%, según ha adelantado el presidente de la entidad. Jean-Claude Trichet aseguró que el precio del dinero va "en línea" con los objetivos de estabilidad y crecimiento en la eurozona, pero no llegó a calificarlos como acostumbra de "apropiados". Y es que, en su discurso, admitió que existen "incertidumbres" económicas a corto plazo.

El BCE aguanta de nuevo las presiones, a pesar de que los últimos datos económicos conocidos le hubiesen podido conducir a un cambio de estrategia. El agravamiento de la tensión en Oriente Medio, unido a la escalada del precio del petróleo, están debilitando aún más la confianza de los consumidores europeos, a lo que el BCE podría reaccionar bajando los tipos, pero no ahora. En cuanto a los atentados de Madrid, no sugieren a la entidad un gran impacto en la misma.

Tras calificar de "moderados" los últimos indicadores coyunturales, Trichet dejó abierta la puerta a una futura rebaja de tipos, pero será dentro de meses, y explicó que la actual "debilidad" del consumo supone un "riesgo" para la zona. El BCE vigilará "de cerca" la evolución de los precios de las materias primas, comenzando por los del petróleo, cuya subida tiene un impacto sobre la inflación pero también sobre el crecimiento. Incidió en la necesidad de que los miembros respeten el umbral del 3% fijado por el Pacto de Estabilidad, después de que Países Bajos anunciara ayer que lo superará en dos décimas. Asimismo, los invitó a acometer las reformas fiscales que consideren oportunas y que la entidad "supervisará" de cerca.

Trichet, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, aseguró que confía en el cumplimiento gradual de los objetivos de la Estrategia de Lisboa, por los que la Unión aspira a ser el bloque más competitivo en 2010, y que ayudarían a contener el desempleo. Las previsiones de la mayoría se han visto cumplidas con la decisión del Consejo de Gobierno del organismo europeo, que sigue enfrentándose a las voces que claman por una rebaja en el precio del dinero que estimule la economía comunitaria. El BCE no lo hará, dicen los expertos, al menos hasta junio.

A favor de la rebaja de tipos han hablado el canciller alemán, Gerhard Schröder, y su homólogo francés, Jean-Pierre Raffarin. Para este sector de opinión, el BCE debe actuar "con lógica", ya que sería una manera de apoyar la debilidad de la incipiente recuperación que empieza a notarse en Francia y Alemania, los dos principales motores de la economía comunitaria. La última modificación de los tipos de interés llevada a cabo por el instituto monetario tuvo lugar el pasado 5 de junio y supuso un recorte de medio punto porcentual. De esta forma, el precio del dinero se mantiene en el nivel más bajo desde 1946 para los doce países que hoy integran la Unión Monetaria.

æscaron;ltima reunión de Solbes

A la reunión del BCE asistió por última vez Pedro Solbes como Comisario europeo de Asuntos Monetarios y Económicos, cargo que abandonará para ocupar la cartera de Economía en el nuevo Ejecutivo de Zapatero. En la presentación del último balance trimestral de coyuntura de la Comisión Europea, sus declaraciones fueron interpretadas por un segmento del mercado como una pista en cuanto a una rebaja del tipo director. Para el futuro ministro de Economía español, se han fortalecido los riesgos a la baja para el crecimiento de la zona, debido al fortalecimiento del euro y a la incertidumbre que despierta que EE UU mantenga un crecimiento sostenido.

Por otro lado, el vicepresidente del BCE, Lukas Papademos, expresó la aceptación del consejo de gobierno al candidato español José Manuel González Páramo, recomendado por el consejo de la UE para sustituir a Eugenio Domingo Solans en el máximo órgano ejecutivo de la entidad.

El euro, en 1,23 dólares mientras el Ibex roza los 8.100

La moneda única subía en Francfort a 1,2387 dólares tras la rueda de prensa de Trichet, por encima de los 1,2350 que los expertos establecían como tope al alza en su banda de oscilación. No obstante, no tardó mucho en volver a estabilizarse en 1,233, después del relativo empujón que proporcionó al dólar la disminución semanal en 3.000 solicitudes de subsidio de desempleo en EE UU, que supuso un alivio a los inversores a la espera de conocer mañana el informe gubernamental sobre la situación del empleo. Asimismo, los precios industriales frenaron su alza en febrero, al subir una décima que redujo la tasa interanual 1,2 puntos, hasta el 2,1%.

Por su parte, el Ibex 35 se anotó un 1%, aproximándose a los 8.100 puntos y con la práctica totalidad de sus valores en positivo. En Europa, la bolsa que mejor aprovechó la sesión fue la alemana, cuyo Dax remontó un 1,77%; París ganó un 1,23% y Londres, un 0,57%. Gamesa lideró las subidas en Madrid, con una revalorización del 4,74 por ciento, seguida por Móviles (+3,52%), PRISA (+3,39%) y Amadeus (+3,25%).