Partido Popular

Rajoy tantea a Rato para encabezar las listas europeas si no va al FMI

El secretario general del PP, Mariano Rajoy, está encontrando en el partido un amplio consenso ante la posibilidad de que Rodrigo Rato encabece el cartel electoral en los comicios europeos del 13 de junio. Una decisión que está condicionada a que se confirme o descarte la candidatura del vicepresidente primero en funciones para dirigir el Fondo Monetario Internacional.

Fuentes cercanas al ministro de Economía y Hacienda informan que sus expectativas a corto plazo se limitan a facilitar el traspaso de poderes y a comprobar si se superan o no las dificultades de última hora que amenazan con impedir su acceso al FMI. La primera tarea ya ha sido abordada en su fase inicial por Rodrigo Rato con el futuro vicepresidente económico, Pedro Solbes. Ambos aprovecharon la reciente reunión del Ecofin para conversar largo y tendido. La segunda incógnita quedará probablemente despejada el fin de semana en la reunión del Ecofin.

El puesto de director gerente del FMI quedó vacante a principios de marzo tras la renuncia de Horst Köhler. De forma casi inmediata, se comenzó a barajar el nombre de Rodrigo Rato como aspirante al cargo, posibilidad que se enfrió después de que Francia y Alemania alcanzaran un acuerdo para respaldar al francés Jean Lemierre, en la actualidad responsable del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo. Rato, que cuenta con el apoyo público de José Luis Rodríguez Zapatero para conseguir su objetivo, es el candidato preferido por la comunidad iberoamericana, según aseguró el pasado lunes el presidente peruano, Alejandro Toledo, durante la 45 Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo, celebrada en Lima.

Las mismas fuentes señalaron ayer que Rato aún cuenta, pese a las dificultades, 'con altas probabilidades' de acceder a la gerencia del FMI, a pesar de que España es accionista minoritario y que el apoyo de Washington al candidato español puede terminar diluyéndose. El vicepresidente económico ha expresado su disposición a desempeñar el cargo pero, al mismo tiempo, también ha aclarado que apoyará a cualquier otro candidato europeo.

Fuentes del PP informan de que si Rato no logra su objetivo, recibirá la propuesta de Rajoy de encabezar la lista europea. Los otros dos posibles candidatos, Jaime Mayor Oreja y Loyola de Palacio, cuentan en estos momentos con menos apoyos que Rato para asumir esta responsabilidad y así se le ha hecho saber al secretario general por destacados dirigentes del partido. El propio Rajoy parece decantarse también porque el actual vicepresidente económico en funciones contraiga compromisos fuera del ámbito de la política nacional.

Inconvenientes

Hay una derivada interna que no escapa a la atención de los dirigentes del PP: si Rodrigo Rato venciera en las elecciones europeas al candidato del PSOE, José Borrell, habría quien leería su triunfo en clave de liderazgo, distorsionando más aún de lo que lo han hecho los resultados del 14 de marzo una sucesión que José María Aznar calificó de manual. En el PP muchos tienden a pensar que el liderazgo de Mariano Rajoy no está consolidado.

Ventajas

En la actual dirección del PP son mayoría los que opinan que la candidatura de Rodrigo Rato a las elecciones europeas serviría al partido para recuperar el pulso después de la inesperada derrota sufrida el pasado 14 de marzo. Unos buenos resultados electorales en junio permitirían al PP elevar la moral de sus militantes y ex altos cargos, que han recibido como un mazazo el desalojo del poder y observan con inquietud cómo se quiebra la cohesión interna.