Aerolíneas

British Airways protesta por las ayudas a Alitalia

La compañía aérea British Airways ha puesto en marcha una campaña de presión para impedir que Alitalia reciba ayudas de Estado para emerger de su grave crisis financiera

En una carta enviada al secretario de Transportes del Gobierno británico, Alistair Darling, el consejero delegado de British Airways, Rod Eddington, expresa su 'gran preocupación' ante la eventualidad de que la aerolínea italiana, controlada en un 62,4 % por el Estado, reciba aportaciones públicas para financiar su reestructuración.

Según publicó ayer el diario Financial Times, esta iniciativa será próximamente respaldada por otras compañías aéreas europeas, entre ellas Lufthansa, que transmitirán esta misma idea a la comisaria europea de Transporte y Energía, Loyola de Palacio.

En su misiva, Eddington advierte contra el impacto negativo en las cuentas de British Airways y en la de otras aerolíneas británicas que tendría la concesión de ayudas de Estado a la aerolínea italiana, en particular ante su más que probable entrada en el futuro primer grupo aéreo europeo, el resultante de la unión entre Air France y KLM.

El Gobierno de Silvio Berlusconi fracasó el pasado mes de febrero en su intento de apoyar el enésimo plan de reestructuración de la compañía italiana de bandera, ante la amenaza de un levantamiento masivo por parte de los trabajadores. Este fracaso motivó la dimisión del hasta entonces consejero delegado de la aerolínea, Francesco Mengozzi, que fue sustituido en su cargo por Marco Zanichelli en una maniobra orquestada por Berlusconi.

Alitalia tan sólo ha registrado un resultado operativo positivo en los últimos 11 años.