Alimentación

Ebro Puleva vende dos filiales en Chile por 30 millones

La sociedad chilena Empresas Iansa, participada por Ebro Puleva, ha vendido a la asociación integrada por La Costeña y Córpora las plantas industriales y existencias del negocio de producción y comercialización de pasta de tomate por un total de 29,1 millones de euros (35,5 millones de dólares).

Las mexicana La Costeña y la chilena Córpora pagarán 3,6 millones de euros en el momento de la suscripción del contrato marco y los contratos individuales para la transferencia de activos y existencias de las actividades de pasta de tomate que desarrolla Iansafruit, filial de Iansa. El plazo para completar el pago vence en 2007.

Según el acuerdo, la firma definitiva de los contratos de compraventa se deberá llevar a cabo antes del próximo 20 de mayo, una vez concluya la realización del proceso de due dilligence en marcha

EBRO FOODS 20,15 2,49%

Según los términos del acuerdo, Iansa y su filial se abstendrán durante cinco años de participar en el negocio de producción y comercialización de pasta de tomate, cubos asépticos de tomate y pulpas de fruta, a excepción del negocio que desarrollan actualmente en Perú a través de su filial Icatom.

Flujo de caja

La operación generará en Iansa un flujo positivo de caja de 33,6 millones con un efecto negativo en el resultado del ejercicio 2004 de unos 3,8 millones de euros.

La operación se lleva a cabo sólo un día después de que Javier Tallada, uno de los artífices de la actual Ebro Puleva presentara la dimisión de todos sus cargos ejecutivos en el grupo. El consejo de administración de la empresa nombró a Antonio Hernández Callejas, hasta ahora vicepresidente, nuevo consejero delegado, un cargo de nueva creación. El primer ejecutivo del grupo continúa siendo el presidente, José Manuel Fernández Norniella.