Alimentación

Tallada abandona sus cargos ejecutivos en Ebro Puleva

Javier Tallada, uno de los artífices de la actual Ebro Puleva, dimitió ayer de todos los cargos directivos que le ligan al grupo, tanto como consejero de la compañía agroalimentaria como de presidente y consejero de Puleva Biotech. Ebro Puleva nombra al hasta ahora vicepresidente Antonio Hernández Callejas consejero delegado.

Con el argumento de querer 'dedicarse a sus actividades empresariales', Javier Tallada, uno de los hombres claves de la fusión que dio lugar a la actual Ebro Puleva, presentó ayer su dimisión de todos los cargos ejecutivos que le ligan al grupo. Tallada renuncia como presidente y consejero de Puleva Biotech, hasta ahora su niña mimada, y abandona también el consejo de administración de la matriz Ebro Puleva.

Javier Tallada se mantiene como accionista de ambas compañías y asume la presidencia honorífica de la compañía biotecnológica Puleva Biotech, así como de Puleva Food, la filial láctea de Ebro Puleva.

Tallada posee el 0,3% del primer grupo agroalimentario español y algo más del 5% de Puleva Biotech.

EBRO FOODS 20,15 2,49%

El empresario también es accionista de otra empresa cotizada relacionada con la alimentación, Telepizza, de la que posee algo más del 5,2% del capital, según la última comunicación que consta en la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Desde que se conoció esta participación el verano pasado, se han sucedido los rumores sobre la posibilidad de que Javier Tallada entrara en el consejo de administración e incluso en la gestión de la cadena de comida rápida.

Ebro Puleva también hizo público ayer a través de una comunicación a la CNMV el nombramiento de Antonio Hernández Callejas, hasta ahora vicepresidente de la sociedad, como consejero delegado, manteniendo el cargo anterior. Según la empresa, entre sus funciones tendrá 'el impulso y la dirección de la gestión ordinaria de la sociedad, y la coordinación de la gestión ordinaria de las empresas participadas por el grupo'. El nuevo vicepresidente consejero delegado presidirá a partir de ahora el comité de dirección de Ebro Puleva. Hernández es uno de los históricos del grupo a través de la arrocera Herba.

Igualmente, presentó su renuncia como consejero Frédéric Rostand, representante de la francesa Saint Louis Sucre que recientemente vendió su participación en la compañía española.

En cuanto al consejo de administración de Puleva Biotech, acordó nombrar a Gregorio Jiménez López presidente no ejecutivo de la sociedad en sustitución de Javier Tallada.

También presentó su dimisión como miembro del consejo de administración de la empresa biotecnológica Julio Ariza Irigoyen. Para cubrir las vacantes, se acordó designar por cooptación a Gregorio Jiménez López y a José María de León.

Ebro Puleva subió ayer en Bolsa un 2% hasta los 9,67 euros. Puleva Biotech cayó un 1,34% hasta 2,95 euros.

Los consejeros reducen su retribución

Los miembros del consejo de administración de Ebro Puleva percibieron un total de 3.858.699 euros, lo que supone una disminución del 1,9% sobre los 3.935.000 euros del año anterior.

Según recoge el informe sobre gobierno corporativo que publicó ayer la empresa alimentaria, los consejeros percibieron 3 millones en concepto de retribuciones fijas (un 2,5% menos), 490.000 euros por variables y variables (un 5% inferior a lo de 2002), y 296.384 euros en concepto de seguros de vida y jubilación (un 6,6% menos).

En cuanto a las dietas por asistencia a cada reunión del consejo de administración, los miembros percibieron 1.202 euros, y 601 euros por asistencia a cada reunión de las comisiones, al igual que en 2002. Por su parte, los consejeros dedicados a funciones ejecutivas renunciaron a las dietas y a la participación estatutaria.

La compañía subraya que no ha contraído obligación alguna a lo largo de 2003 en materia de pensiones o de pago de primas de seguros de vida respecto de antiguos miembros del consejo de administración, ni otro tipo de avales.