Farmacia

Novartis exige al Gobierno francés neutralidad para pujar por Aventis

Novartis exigió ayer públicamente 'neutralidad' al Ejecutivo francés para poder lanzar una oferta por Aventis que mejore la realizada por Sanofi. La compañía suiza dice que la operación, que la convertiría en la segunda farmacéutica del mundo, es viable.

La multinacional farmacéutica suiza va en serio en su apuesta por Aventis. Siempre que no existan injerencias políticas en las negociaciones.

El grupo suizo lanzó ayer un comunicado exigiendo neutralidad al Gobierno francés. 'Aunque parece que el negocio es viable, la actitud del Ejecutivo francés ha incidido en Novartis hasta el punto de que sólo iniciará conversaciones si es formalmente invitado por el consejo de administración de Aventis y si el Gobierno francés adopta una posición neutral', subraya.

La compañía asegura que ha realizado los estudios de viabilidad acerca de una posible oferta sobre Aventis. La conclusión es favorable: 'El negocio es viable'. La adquisición situaría a Novartis como segunda farmacéutica mundial, tras Pfizer.

Las dudas de Novartis echan por tierra cualquier proclama que defienda que actualmente existe libertad de mercado en la UE. Tanto el Ejecutivo francés como el alemán han tomado cartas en el asunto desde que Sanofi-Synthélabo lanzara una oferta hostil por Aventis valorada en más de 47.000 millones de euros. Una cantidad tachada de ridícula por los directivos de Aventis.

La mayor farmacéutica suiza especifica en su comunicado que no ha realizado ninguna oferta económica en firme. Y añade que examina, entre otras hipótesis, la posibilidad de segregar las actividades de las compañías para crear una nueva firma y, así, 'salvar el empleo, sobre todo en Francia y Alemania'. Las filiales españolas de Aventis y Sanofi no quisieron ayer realizar comentarios.

Un analista consultado por este diario señaló que el movimiento de Novartis perjudica a Sanofi. 'Ahora se verá obligada a mejorar la oferta', indicó. Expertos preguntados por la agencia Bloomberg señalaron el poco aprecio que el Gobierno francés tiene a la entrada de inversores extranjeros en empresas nacionales. 'Teniendo esto en cuenta', apuntan, 'Novartis tendrá que mantener una posición de fuerza'.

Novartis subió ayer un 1,92% en Bolsa, mientras que Sanofi y Aventis apenas se movieron.