EDITORIAL

El FMI se aleja

La designación de Rodrigo Rato como candidato europeo para suceder a Horst Köhler al frente del FMI parecía segura hace sólo unos días. Pero nada más producirse la derrota del Partido Popular en las elecciones generales empezaron a surgir voces discordantes dentro y fuera de la UE.

La campaña anti-Rato está siendo liderada por algunos medios de comunicación anglosajones (entre ellos el liberal Financial Times). Y se ha visto respaldada por la noticia, desmentida sólo a media voz por el Elíseo, de que el presidente Jacques Chirac se opone al candidato español. Si Francia confirma su rechazo, es más que probable que Alemania haga otro tanto. Chirac y Schröder, que jamás tuvieron química con Aznar, podrían aprovechar ahora para resarcirse de agravios pasados. Pero, lamentablemente, lo harían en la cabeza de Rato. Y España perdería una excelente oportunidad de ganar peso en un organismo clave como el FMI.