Deslocalización

Renault cierra la histórica planta de Villaverde

La búsqueda de una mayor productividad ha llevado al fabricante sueco de vehículos industriales Volvo a seguir los pasos de compañías como Samsung o Phillips. Renault Trucks, filial del grupo escandinavo, anunció ayer su decisión de cerrar la planta de su filial Renault Vehículos Industriales (VI) radicada en Villaverde (en el sur de Madrid) y trasladar su producción a la planta de Bourg en Bresse (Lyon) en tres años.

La búsqueda de una mayor productividad ha llevado al fabricante sueco de vehículos industriales Volvo a seguir los pasos de compañías como Samsung o Phillips. Renault Trucks, filial del grupo escandinavo, anunció ayer su decisión de cerrar la planta de su filial Renault Vehículos Industriales (VI) radicada en Villaverde (en el sur de Madrid) y trasladar su producción a la planta de Bourg en Bresse (Lyon) en tres años. La planta, fundada en 1952 por Eduardo Barreiros, está especializada en el mecanizado de piezas y en el montaje de de camiones de obras Kerax.

La decisión forma parte de un plan de negocio trianual que contempla la supresión en estos tres años de 443 empleos, el 75% de la plantilla actual de 593 trabajadores, según anunció el vicepresidente industrial de Renault Trucks, Jean-Jacques Rouer. El traslado de la producción de Villaverde a una de las otras dos factorías del grupo dedicadas al ensamblaje responde a la mayor productividad de las instalaciones galas -110 vehículos en Lyon por 30 en la factoría madrileña-. Este año, la fábrica española producirá 7.000 vehículos, frente a 6.460 en 2003 y 7.338 en 2002.

La intención de la compañía es presentar en breve un expediente de regulación de empleo que incluirá un 'ambicioso' plan social, según el propio Rouer. æpermil;ste incorporará la posibilidad de llevar a cabo prejubilaciones, bajas incentivadas o inserciones en otras empresas del grupo. El consejero delegado de Renault VI España, Juan Antonio Casado, indicó, de hecho, que habrá bastantes prejubilaciones.

Nueva planta en otro lugar

Renault VI no se marchará, sin embargo, de la Comunidad de Madrid. La compañía instalará una nueva planta de menores dimensiones 'en algún punto de la Comunidad de Madrid'. Esta planta empleará sólo a 150 de los 593 trabajadores actuales, y se dedicará a fabricar cigüeñales.

La compañía invertirá 35 millones en la nueva construcción, que tendrá una capacidad de 100.000 cigüeñales al año y contará con la 'última tecnología' necesaria para fabricar una 'pieza tan importante', según el director general de Renault VI en España. El directivo reconoció que los cambios en Madrid supondrán reducir la producción, aunque aseguró que, a cambio, ésta 'será una de las mayores fábricas de Europa' para el componente. Tanto Rouer como Casado aseguraron que esta decisión se enmarca en la nueva estrategia de la compañía de incrementar las sinergias entre las marcas del grupo (Volvo Trucks, Renault Trucks y Mack) para enfrentarse a la mayor competencia en el mercado. Así, el objetivo de Volvo es reducir de tres a uno el número de familias de chasis y bastidores, y contar con sólo cuatro o cinco grupos de motores.

UGT y CC OO rechazaron ayer esta decisión. CC OO, incluso, acusó a la empresa de querer aprovechar 'los beneficios de la especulación inmobiliaria'. La planta, asegura, ha cumplido todos los requisitos industriales, económicos y laborales, lo cual quita 'lógica industrial a la decisión'.

En 2002, Volvo y Renault cerraron la venta de Renault Trucks, matriz de Renault VI, al grupo sueco, a cambio del 15% del capital. Posteriormente, el fabricante galo compraría en Bolsa otro 5% hasta totalizar el 20% actual con el que es el mayor accionista. AB Volvo es el mayor fabricante europeo de camiones y el segundo del mundo.

Un terreno codiciado

La decisión de Renault VI de abandonar sus instalaciones en Villaverde de aquí a 2006 liberará 144.000 metros cuadrados de terreno que linda con un barrio residencial en una zona de expansión inmobiliaria.

El vicepresidente industrial de Renault Trucks, Jean-Jacques Rouer, descartó ayer que esta operación pueda 'tener fines financieros'. 'Si fuese ése el motivo del cierre de la planta, nuestros accionistas no habrían aprobado la operación'. Aun así, Rouer reconoció que 'si se presenta una oportunidad', la compañía la aprovechará. Los sindicatos son de la opinión contraria. CC OO aseguró que la operación anunciada por Renault VI no tiene 'lógica industrial' y sólo persigue 'los beneficios de la especulación inmobiliaria'.

Para que esta situación se pueda producir, será necesario que una vez que la compañía abandone las instalaciones en 2006, se produzca una recalificación por parte del ayuntamiento, ya que éstas están destinadas a uso terciario.

Villaverde es una de las zonas más baratas de Madrid. Aun así, el precio del suelo se ha duplicado en el último lustro hasta cerca de 400 euros por metro cuadrado. Por ahora es el único distrito que no cuenta con metro, pero su próxima construcción podría revalorizar el suelo.