Informática

Monti no cede en la acusación a Microsoft tras visitarle Ballmer

El comisario de competencia de la Unión Europea, Mario Monti, se reunió ayer por la tarde con el presidente ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer, una semana antes de que la Comisión Europea emita su fallo definitivo en este caso antimonopolio.

La reunión, que se celebró en Bruselas, se dio por finalizada después de un intenso intercambio de puntos de vista, sin que el presidente de la multinacional estadounidense consiguiera modificar la postura de su interlocutor, según aseguraron a este diario fuentes próximas a los protagonistas del encuentro. Las conversaciones continuarán.

La Comisión cree que el gigante del software ha violado las leyes de la competencia al abusar de su posición dominante en el mercado de los sistemas operativos de ordenadores personales (Windows está presente actualmente en más de un 90% de los PC) y sostiene que Microsoft está causando daños a sus rivales al fusionar con el sistema operativo programas como el Windows Media Player, para la reproducción de audio y vídeo.

La Comisión, que actúa como organismo antimonopolio de la UE, mantiene su intención de multar a Microsoft con centenares de millones de euros por conducta anticompetitiva.

Monti, que ha tenido que soportar importantes presiones por este asunto desde distintas instancias, ha recibido el respaldo unánime de los socios comunitarios. Los países miembros de la UE consideran que los pasos dados por la Comisión para frenar el dominio de Microsoft han sido los adecuados.

El comité asesor de la Competencia celebrará una nueva reunión el lunes en la que se analizará una propuesta de multa de la Comisión Europea, ya que aún no se ha calculado el montante. Mientras Microsoft sigue realizando intensas negociaciones para lograr un arreglo que le evite una sanción.

Primer juicio contra Gates en Minnesota

Los problemas del gigante estadounidense Microsoft no sólo se han trasladado a Europa, sino que también continúan en Estados Unidos. En el juicio que se ha iniciado en Minnesota se dilucida si la compañía fundada por Bill Gates obligó a millones de consumidores a pagar cantidades abusivas debido a su presunta posición monopolista en este estado de EE.UU. Los abogados querellantes buscan indemnizaciones por 425 millones de dólares alegando que Microsoft violó las leyes antimonopolio. Esta es la primera vez en que una de las múltiples acusaciones planteadas contra la empresa informática ha terminado en los tribunales. En otros nueve estados y en el distrito de Columbia, las autoridades antimonopolio y Microsoft llegaron a acuerdos tras pactarse indemnizaciones por más de 1.500 millones de dólares.

Largo contencioso

El gigante de la informática ha evitado sentarse ante los tribunales por prácticas monopolistas en nueve Estados de EE UU.

En Minnesota, Gates se ha sentado en el banquillo y, en Europa, de momento, no logra evitar una multa millonaria.