Directivos

El presidente de Telefónica Móviles cobró un millón de euros el año pasado

En línea con la tendencia impuesta desde la matriz del grupo, Telefónica Móviles rebajó el año pasado el sueldo de su consejo. Si Telefónica redujo un 8,7% la remuneración a su máximo órgano de administración, su filial lo ha hecho un 5,73%, según los datos comunicados ayer a la CNMV en el informe anual de buen gobierno. El coste total ha sido, por tanto, de 2,44 millones de euros.

Y al igual que en la cabecera, la clave de la reducción de Telefónica Móviles está en el sueldo de los consejeros ejecutivos o, más bien, del ejecutivo, porque sólo hay uno y es el presidente.

Antonio Viana-Baptista cobró el año pasado 1,039 millones de euros entre salario -634.302 euros-, remuneración variable -240.405 euros-, retribución en especie -63.302 euros-, aportaciones a los planes de pensiones -8.000 euros- y asignaciones fijas por presidir el consejo -90.152 euros- y la comisión delegada -2.705 euros-.

Según las cifras de Telefónica Móviles, esta percepción supone una rebaja con respecto a lo que cobraron los consejeros ejecutivos en 2002, pero la comparación personal es imposible. Antonio Viana compartió presidencia con Luis Lada durante 2002 y cada uno se repartió casi la mitad el ejercicio. Y las cifras que se dieron en la memoria de ese año no especificaban qué parte del sueldo correspondía a quién.

Mientras tanto, la remuneración del resto de los consejeros, dominicales unos e independientes otros, subió en 2003. Este incremento, sin embargo, no se ha producido por un alza individual en las percepciones, sino por el mayor número de consejeros. A cierre de 2002, Telefónica Móviles contaba con 12 miembros en el consejo de administración, pero en abril nombró a otros dos más, con lo que el número total se elevó a 14. Los nuevos fichajes fueron el ex jefe de la Casa Real Fernando Almansa y el mexicano Alejandro Burillo, quien fuera dueño de Pegaso y ahora es accionista de Telefónica Móviles México.