'Telecos'

Telefónica Móviles duplicará sus ingresos y Ebitda en Latinoamérica

Telefónica Móviles aporta más clientes a la suma, pero las filiales de Bellsouth contribuyen más en el ámbito económico. La combinación de las dos dará una compañía con 5.401 millones de dólares de facturación y 1.521 millones de Ebitda en Latinoamérica, capaz de generar unas sinergias de 1.000 millones de dólares en cuatro años.

Las diez operadoras de Bellsouth en América Latina facturaron el año pasado 2.501 millones de dólares, con un resultado bruto de explotación de 867 millones. Y cuando Telefónica Móviles haga suyo este negocio, sus cifras de resultados en el área se duplicarán, puesto que sus ingresos fueron de 2.900 millones de dólares y su Ebitda ascendió a 653 millones, penalizado por las operaciones y el crecimiento en México. En total, por tanto, la nueva compañía que surja de la adquisición anunciada ayer tendrá una facturación conjunta de 5.401 millones y un Ebitda de 1.521 millones de dólares en Latinoamérica.

Este impulso convertirá a Telefónica Móviles en una compañía con las fuentes de ingresos más repartidas, porque hasta ahora España copaba más del 74% de las ventas. Pero también tendrá una incidencia en el riesgo, puesto que las inversiones en Latinoamérica no tienen la misma acogida en el mercado que las realizadas en Europa.

Para intentar minimizar esta percepción, el presidente de Telefónica Móviles, Antonio Viana-Baptista, presentó primero ante los periodistas y luego ante los analistas los datos positivos de la operación. Y uno de ellos es la generación de sinergias. Según Viana, la combinación de los negocios celulares de Telefónica y de Bellsouth redundará en unos beneficios de 1.000 millones de dólares a lo largo de cuatro años.

Las claves de estas sinergias estarán en la complementariedad de algunos gastos e inversiones, pero no en el empleo. Telefónica Móviles asegura que el potencial de crecimiento del negocio es lo suficientemente elevado como para absorber todos los puestos de trabajo. Y así lo recalcó Alierta, con datos de previsiones de crecimiento que cifran en más de 180 millones los clientes de móvil estimados en Latinoamérica para 2008, frente a los 118 millones con los que se cerró 2003. Con este ritmo de incremento de abonados, los ingresos pasarán de 19.000 millones de dólares en la región el año pasado a 35.000 millones en 2008, siempre según las mismas estimaciones.

Potencial de crecimiento

Alierta dio estos datos para demostrar el potencial de crecimiento de la telefonía móvil en la región. Es cierto que Latinoamérica es un área de mayor incertidumbre económica y política que Europa, pero también que la penetración del negocio celular es mucho más baja. El país con más teléfonos móviles es Chile, donde casi uno de cada dos ciudadanos tiene un terminal en el bolsillo, muy lejos del 80% de media europea o de la española, que casi llega al 90%. En la parte baja de la tabla están Perú y Nicaragua, los países donde menos desarrollado está el móvil, con una penetración del 11%.

A pesar de que no se dieron datos concretos, Alierta señaló en varias ocasiones que la adquisición de las filiales de Bellsouth tendrá un impacto positivo en el beneficio por acción tanto del grupo Telefónica como de su filial de móviles. Pero eso no impide que la operación tenga algún coste. En concreto, serán 200 millones de dólares los que se vayan en gastos de integración, según las declaraciones de los ejecutivos a los analistas recogidas por Bloomberg.

Con esta adquisición, Telefónica Móviles da un paso de gigante para liderar la telefonía celular en Latinoamérica, pero sólo gana a su eterno rival, América Móvil, en un concepto: los clientes gestionados. En este campo, la operadora española saca 32.000 usuarios de ventaja a su competidor mexicano, pero en el resto todavía está por detrás. América Móvil tiene más clientes totales -40,8 millones frente a los 38,4 millones de Telefónica Móviles y Bellsouth- y, sobre todo, más usuarios propios. Si a la operadora española se le computan sólo los clientes que tiene por su participación económica en las operadoras la cifra baja, puesto que su principal posesión, Brasil, está compartida al 50% con Portugal Telecom. Así, por abonados propios, América Móvil llega a 40 millones y su nueva rival a 23 millones.

Telefónica Móviles también tendrá que apretar el acelerador si quiere superar a América Móvil por ingresos y Ebitda, puesto que la mexicana facturó el año pasado casi 8.000 millones de dólares y tuvo un resultado bruto de explotación de 2.880 millones. La lucha por el primer puesto continúa.

Atentos a

Telefónica Móviles ha comprado todo el negocio de telefonía celular en Latinoamérica, pero ha rehusado hacerse con la sede de la filial y los servicios centrales que la compañía tiene en Atlanta (Estados Unidos). Así, Telefónica ha podido ahorrarse un coste adicional y quedarse sólo con el negocio.