Reunión bimestral

Trichet asegura que el G-10 percibe una "fuerte recuperación" mundial

El presidente del BCE ha manifestado hoy que la recuperación mundial es fuerte y duradera, en opinión de los bancos centrales del G-10. Según una fuente citada por la agencia Bloomberg, las entidades emisoras europeas habrían pronosticado que se acelere el crecimiento a un ritmo del 2,7% en 2006, insólito desde el año 2000.

Los gobernadores de los bancos centrales del G-10 (Alemania, Bélgica, Canadá, EE UU, Francia, Reino Unido, Italia, Japón, Holanda, Suecia y un décimo primer primer país, Suiza) constatan una "fuerte recuperación" de la economía mundial, según resumió hoy su portavoz, Jean-Claude Trichet, en el marco de la reunión bimestral celebrada en la sede del Banco de Pagos Internacionales (BIS).

Trichet, quien es presidente del Banco Central Europeo (BCE), añadió que, para los gobernadores, la actual subida del precio de las materias primas es más una señal de la recuperación mundial que el inicio de un proceso inflacionista. Subrayó además que el gusto por el riesgo es ahora "más pronunciado" entre los inversores.

En cualquier caso, afirmó que los bancos centrales no están preocupados por esta doble evolución, aunque sí remarcó la necesidad de permanecer "vigilantes". En cuanto al gusto por el riesgo, recordó las conclusiones del último informe trimestral del BRI, que sitúa en esta afición el origen de las recientes subidas en los mercados bursátiles.

Los gobernadores también discutieron sobre la situación del empleo en el mundo, y concluyeron que puede mejorar mediante "reformas institucionales". El sector servicios, principalmente el enfocado a los hogares, puede suponer una gran bolsa de empleo, subrayó Trichet.

Preguntado sobre las posibles negociaciones sobre los tipos de cambio, Trichet afirmó que los gobernadores no trataron el tema, ni tampoco el del posible sucesor de Horst Köhler al frente del Fondo Monetario Internacional. Los medios de comunicación reiteran estos días la posibilidad de que se postule el ministro español de Economía, Rodrigo Rato, aunque éste ha pedido que no se adelantes acontecimientos.

Límite a las ventas de oro

Por su parte, los bancos centrales europeos han anunciado hoy un nuevo acuerdo que limita a 500 toneladas las ventas anuales de sus reservas de oro. El nuevo auerdo, que entrará en vigor el 27 de septiembre, establece que las ventas totales, en el marco de un programa concertado, no superarán las 2.500 toneladas en el período cubierto de cinco años.

El acuerdo, que señala que "el oro seguirá siendo un importante elemento de las reservas monetarias mundiales", fue anunciado por quince bancos centrales europeos, entre ellos el Banco de España, al margen de una reunión entre banqueros de los países más industrializados y de los mercados emergentes. Tras el anuncio, la onza cotizaba a la baja en el mercado de materias primas neoyorquino, aunque por encima de los 400 dólares.

Impulso al euro

En cuanto al mercado de divisas, el euro mantiene hoy la tendencia alcista que inició el viernes tras conocer las decepcionantes cifras de desempleo en EEUU. Impulsado por las declaraciones de Trichet, la divisa comunitaria se cambia a las 16:20 de la tarde por 1,2391 dólares en el mercado alemán de Francfort. E BCE fijaba para hoy su cambio oficial en los 1,2356.