Correos

El Gobierno mantiene al 60% del personal de Correos como funcionario

Casi tres años después de que Correos se transformara en sociedad anónima estatal, el Gobierno aprobó ayer el nuevo estatuto de la plantilla. Más de 40.000 trabajadores retienen su condición de funcionario.

El Consejo de Ministros aprobó ayer el nuevo estatuto del personal de Correos, que regula las condiciones de 41.253 trabajadores, lo que supone un porcentaje superior al 60% de la plantilla. La empresa emplea en total a 63.186 personas.

Correos se ha convertido así en la única sociedad anónima de España que emplea a funcionarios y laborales. Esta condición ha sido clave, según la empresa, para encontrar 'la senda de los beneficios económicos' pasando de una situación, en 1999, de pérdidas, a lograr beneficios . Un portavoz de Correos precisó que los resultados de la empresa se conocerán, posiblemente, el próximo mes de mayo.

La transformación, en julio de 2001, de Correos en sociedad anónima estatal derivó en una empresa con la singularidad de ser 'la única sociedad anónima en la que se exige ley para cualquier cambio de su capital social', explicó ayer Correos a través de un comunicado.

La medida aprobada supone, según la compañía, la ampliación de los derechos de los funcionarios de Correos.

El texto incentiva la jornada partida, favorece la movilidad geográfica e 'impulsa la promoción interna y el desarrollo de la carrera profesional'. El comunicado enviado por la empresa que preside Víctor Calvo-Sotelo, señala que la particularidad de esta sociedad anónima se explica 'porque en la empresa trabaja un importante número de funcionarios y porque el servicio postal universal es público'.

Respecto a las retribuciones, el Estatuto introduce un nuevo sistema que establece que las percepciones básicas serán las generales de la función pública, al tiempo que desarrolla las peculiaridades del régimen de las retribuciones complementarias.

El contenido del Estatuto ha sido acordado teniendo en cuenta las posturas de CC OO, UGT y CSI-CSIF. El sindicato USO, que interpuso una denuncia contra la empresa a raíz de la cual la Audiencia Nacional ha fallado que Correos ha de hacer fijos a los miles de interinos que emplea -hasta 25.000, según USO- acogió el anuncio 'con cautela'.