FMI

El Ecofin estudia el martes el relevo al frente del FMI

El vicepresidente Rodrigo Rato puede convertirse el próximo martes en candidato de la UE a la gerencia del Fondo Monetario Internacional, puesto por el que compite con otros candidatos.

Los ministros de Economía de la Unión Europea iniciarán la próxima semana la búsqueda de un candidato comunitario para sustituir a Horst Köhler al frente del Fondo Monetario Internacional. Entre los propios cazatalentos estará sentado Rodrigo Rato, uno de los nombres que más suena para ocupar el puesto en Washington.

El ministro español goza de una excelente reputación entre sus homólogos europeos, cuyas reuniones dirigió en 2002 durante el semestre de la presidencia española de la UE. Rato contaría además, en principio, con la ventaja del acuerdo tácito de los principales socios del FMI para que el puesto de director gerente lo ocupe un europeo (a cambio de que un estadounidense presida el Banco Mundial). Y como miembro del Gobierno español gozaría en estos momentos, probablemente, del apoyo de la administración de George Bush, sin cuyo visto bueno ningún aspirante puede hacerse con el puesto.

El Consejo de Ministros de Economía de la Unión del próximo martes, precedido la noche del lunes por un encuentro de los 12 titulares de la zona Euro, abordará por primera vez la elección de un candidato comunitario. Irlanda, país que ocupa este semestre la presidencia de la UE, indicó ayer que el relevo de Köhler, cuya repentina dimisión se produjo el jueves, 'no figura en la agenda oficial del Consejo'. Las mismas fuentes reconocen, sin embargo, que 'no puede descartarse que el asunto se plantee, especialmente durante el almuerzo de trabajo'.

Los ministros tenían previsto aprovechar ese intervalo gastronómico para decidir quién sustituirá a Eugenio Domingo Solans en el Comité Ejecutivo del BCE. El mandato del español expira el próximo 31 de mayo. La dimisión de Köhler ha añadido otra vacante a dilucidar.

Rato no es el único que suena para el cargo. Desde el actual presidente del BERD, el francés Jean Lemierre, al gobernador del Banco Nacional de Polonia, Leszek Balcerowicz, varias figuras relevantes aparecen en las quinielas de la sucesión. El aspirante de más peso, sin embargo, parece poco dispuesto a entrar en la carrera: el equipo del ministro británico de Economía, Gordon Brown, se esforzaba ayer por enfriar las especulaciones sobre los deseos del número dos de Tony Blair a ocupar el puesto de Köhler.

La candidatura europea deberá enfrentarse, en cualquier caso, a una creciente resistencia de los socios del FMI a que la nacionalidad sea determinante en la elección del director del organismo.

El nombramiento en el año 2000 del alemán Horst Köhler ya desató una agria batalla entre ambos lados del Atlántico. Washington vetó el primer candidato europeo, el también alemán, Caio Koch-Weser. Y por primera vez, además, disputaron el puesto un japonés y un estadounidense.

José María Aznar mantuvo ayer que es difícil encontrar una persona con más cualificación que Rato para presidir el FMI. El PSOE también le daría su apoyo.

Argentina confía en la continuidad

El Gobierno argentino lamentó ayer la renuncia de Horst Köhler como director gerente del Fondo Monetario Internacional porque considera que 'estaba comenzando a entender' los graves problemas de la deuda de América Latina. No obstante, confió en que el ascenso de la 'más ortodoxa' Anne Krueger a la gerencia interina del FMI no cambie 'en nada' las relaciones con el organismo financiero.

Argentina condiciona el pago de deudas con el FMI por 3.100 millones de dólares, que vence el martes, a que el directorio del organismo crediticio anuncie previamente que aprobará la segunda revisión de las metas pactadas en el acuerdo vigente. 'Veremos qué sucede', comentó el consejero del Fondo Raghuram Rajan sobre la posibilidad de que Argentina pueda declarar la suspensión de pagos también al FMI.

Rajan declaró que es necesario un 'diálogo constructivo' entre el Estado argentino y sus acreedores privados para reestructurar la deuda del país suramericano. 'Se han dado algunos pasos en los últimos meses y espero que se alcance una posición válida para todos', declaró el consejero Rajan desde la ciudad italiana de Cernobbio.

La elección ya llega 'cocinada' al consejo

En Washington se respiraba sorpresa tras la salida de Horst Khöler de la dirección general del FMI. Se prepara ahora un proceso que la gerente interina, Anne Krueger, tendrá que arbitrar en las oficinas de esta institución perteneciente a 184 países saben que es un formalismo. Y es que más allá de que el Consejo Ejecutivo, formado por 24 representantes de países o grupos de países, nombre el candidato, éste se consensúa por los miembros antes de que llegue a la mesa del consejo. En el proceso que acabó con la elección de Khöler este Consejo abrió un proceso en el que se detallaba el perfil del que debía ser el nuevo director y se recibieron varias nominaciones de candidatos.