Audiovisual

Los accionistas fuerzan a Eisner a dimitir de la presidencia

'Sin precedentes'. Es la frase que define la junta de accionistas de Disney del miércoles. El consejo dividió los cargos de presidente y consejero delegado horas después de recibir la censura del 43% de los accionistas a su titular, Michael Eisner, quien conserva el puesto de consejero delegado. El ex senador George Mitchell, de 70 años, fue nombrado presidente.

El consejo de Disney reaccionó con rapidez el miércoles tras la práctica moción de censura por parte de los accionistas. Nunca se le había mandado a una dirección un mensaje tan claro por parte de sus dueños. Pero mantener a Eisner como consejero delegado y nombrar a George Mitchell presidente no ha callado a los más influyentes críticos.

Calpers, el mayor fondo de pensiones del mundo, que querían esta división de puestos, pidió además en un comunicado la dimisión de Eisner a finales de año y al consejo 'que empiece a planear un plan de sucesión inmediatamente'. Eisner defendió su gestión el miércoles por la noche, en un programa de televisión de la cadena ABC (propiedad de Disney) y dijo que se mantendrá en el cargo hasta que venza su contrato en 2006.

A la voz de Calpers se unió la de una de las responsables de los fondos de pensiones públicos de Pensilvania, Barbara Hafer, que aseguró que 'Eisner debe irse'. Hafer consideraba ayer insuficiente la división de cargos. En la línea de lo demandado por Roy Disney y Stanley Gold, los ex consejeros y más críticos a Eisner.

Eisner continúa, de momento, como consejero delegado del grupo

Desde Institutional Shareholders Services, quien animo a los accionistas a no aprobar la labor de Eisner se contemplaba la reacción de Disney 'como un primer paso, que no puede ser último'.

El nombramiento de Mitchell, de 70 años, un ex senador conocido por su papel de mediador en el conflicto de Irlanda del Norte y miembro del consejo desde 1995, tampoco se ha visto con buenos ojos por más que sea uno de los consejeros independientes. No es la percepción que tienen los accionistas de su trabajo y por ello el nuevo presidente recibió la censura del 24% de ellos por su labor como consejero. Gold recordaba ayer que Mitchel nunca había plantado cara a Eisner.

El voto contrario podría haber tenido un mayor impacto de haberse aprobado una regla propuesta por la SEC, y rechazada por los directivos de empresas, que permitiría que con el 35% de los votos en contra de los accionistas sobre un nominado, éstos podrían proponer candidatos alternativos.

No deja la puerta abierta al motín de los accionistas porque solo una minoría de los puestos pueden ser cuestionados pero puede forzar cambios más radicales.

'Conscientes del mensaje de la votación'

El consejo de Disney entendió el mensaje. 'Conscientes del voto de los accionistas hoy (por el miércoles), anunciamos que hemos separado los puestos de consejero delegado y presidente'. En el cuarto de los cinco párrafos del comunicado redactado tras la reunión, mantenida al cierre de la junta, se vuelve a insistir. 'Somos conscientes que muchos han votado por un inmediato cambio en la gestión y en el consejo. No obstante, teniendo en cuenta todos estos factores creemos que la decisión que hemos tomado hoy es la que mejor sirve los intereses de los accionistas'. El consejo dice que no contemplan esta votación limitada a los asuntos de gobierno corporativo pero defendieron y apoyaron en el comunicado la labor de Eisner y su equipo. El consejo volvió a rechazar la OPA de Comcast pero dijeron que analizarían 'una propuesta razonable'.