PIB

La eurozona se desaceleró en el último trimestre del pasado año al crecer un 0,3%

El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro registró un crecimiento del 0,3% en el cuarto trimestre del año, según las primeras estimaciones publicadas hoy por Eurostat. El dato está en línea con lo esperado y es debido a la caída de las exportaciones y el menor ritmo de consumo. Pese a esta desaceleración, Bruselas no cambia sus previsiones para el arranque de este ejercicio y prevé que la eurozona crezca un 0,3% como mínimo y un 0,7% como máximo en los primeros seis meses del año.

Para el conjunto de la Unión Europea (UE), el PIB creció un 0,4% durante el cuarto trimestre de 2003 en relación con el trimestre anterior, según los datos ofrecidos por la oficina estadística comunitaria. En el trimestre anterior, de julio a septiembre, la zona euro creció un 0,4%, con lo que el dato ofrecido hoy supone cerrar el año con tendencia descendente. Sin embargo, si lo comparamos con el cuarto trimestre de 2002, el PIB de la eurozona registró un aumento del 0,6%, mientras que el de la UE lo hizo en un 0,9%.

El PIB de los Doce subió un 0,4% durante todo el año pasado, el peor dato desde la recesión económica de 1993. Supuso también un importante retroceso con respecto al ejercicio anterior: la eurozona creció entonces un 0,9%, mientras que la UE lo hizo a un ritmo del 1% frente al 0,7% registrado en 2003.

Se mantienen las previsiones

La fortaleza del euro, que penaliza las exportaciones de algunos países del área (Alemania, y en menor medida Italia y Francia) es actualmente uno de los principales lastres a la recuperación económica. A esto se une la debilidad de la demanda interna, que repercute sobre el consumo y limita las posibilidades de un crecimiento equilibrado.

A pesar de la incertidumbre que persiste, la Comisión Europea mantiene sus previsiones de crecimiento para los dos primeros trimestres del ejercicio 2004. Así, y según confirma Eurostat, la eurozona crecerá en una horquilla estimada entre el 0,3% y el 0,7% de enero a junio de este año. Para la agencia estadística, esto sugiere que la economía de la zona euro seguirá avanzando tras el viraje registrado en el año 2003.