Retribuciones

El consejo de Iberdrola percibió un 24,49% menos en 2003

El consejo de administración de Iberdrola percibió 14,535 millones de euros en 2003 en concepto de participación en beneficios, lo que supone un 24,49% menos que en 2002, cuando los miembros del consejo se repartieron 19,25 millones, según datos del informe de gobierno corporativo de la compañía correspondiente al ejercicio pasado.

Las retribuciones que percibieron los consejeros en activo por el desempeño de su funciones ascendieron a 3,44 millones de euros, cifra similar a la de 2002. El presidente, Iñigo de Oriol, percibió 388.000 euros, un 17,9% menos; los vicepresidentes, 666.000 euros en total, un 6,7% menos; los que están presentes en comisiones, un total de 1,525 millones, un 4,4% más; y los consejeros, 868.000 euros en total, un 14,3% más.

En concepto de dietas de asistencia y gastos de desplazamiento se contabilizaron 963.000 euros, los gastos por servicios exteriores ascendieron a 1,37 millones y las asesorías y otros gastos de personal, a 1,64 millones de euros. Las primas de seguros de responsabilidad civil para el ejercicio del cargo de consejero fueron de 375.000 euros.

IBERDROLA 9,68 -0,74%

Los sueldos y salarios percibidos por los miembros del consejo de la eléctrica con responsabilidades ejecutivas sumaron 3,024 millones de euros. Los costes de personal de los directivos de primer nivel ascendieron a 10,93 millones, un 18,3% menos que en 2002. Además, estos directivos se benefician de un bono estratégico, vinculado a la consecución de los objetivos del Plan 2002-2006 y que sería pagadero en 2007, así como de un plan de opciones sobre acciones que se liquidará en junio. Este plan cuenta con 116 beneficiarios y mantiene 1,668 millones de opciones vivas.

Iberdrola alcanzó un resultado neto en 2003 de 1.060,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,1% respecto al registrado en 2002. El consejo de administración de la compañía propondrá en la junta general de accionistas del próximo 3 de abril la aprobación de un dividendo que suponga un incremento del 10,15% respecto a 2002. A lo largo del año pasado, la eléctrica compró 35,45 millones de acciones propias con un coste de 528.327 euros. Asimismo, enajenó 34,85 millones de acciones propias, con un coste de 511.79 euros.