Cuentas

Campofrío redujo un 46% su beneficio el pasado año al adaptarse a la nueva contabilidad

El Grupo Campofrío registró durante el pasado año un resultado de 12 millones de euros, lo que supone un descenso del 46,48% sobre los 22,46 millones del año anterior, "por la diferencia en el Impuesto de Sociedades por el ajuste positivo de 2002 para adecuarse a los cambios del ICAC".

Según comunicó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la facturación consolidada sumó 1.077 millones de euros, lo que supone un descenso del 23,6%, por la reducción del perímetro de consolidación del Grupo. En este sentido, recordó el cese de la actividad de frescos en Portugal, la venta de la fábrica de Ostroleka en Polonia, la salida del grupo de frescos Primayor tras la alianza estratégica con Proinserga y la negativa evolución del tipo de cambio del euro frente al rublo y al zloty, con una depreciación frente al 2002 del 19% y del 17%, respectivamente.

Del total de ventas de Campofrío, 730,89 millones de euros correspondieron al mercado nacional, 119,3 millones de euros a exportaciones en la Unión Europea y 226,6 millones de euros a terceros países.

La compañía destacó que el beneficio consolidado antes de impuestos alcanzó los 19,7 millones de euros, lo que supone multiplicar por más de seis el obtenido en 2002. Indicó que el EBITDA (flujo de caja de explotación) se situó en 100,8 millones de euros, un 9,5% superior al de 2002, gracias a la evolución positiva de los precios de la materia prima, ya que el precio medio del cerdo vivo bajó un 6%, los programas de innovación, la acogida de los nuevos productos y unos menores gastos de personal.

Según Campofrío, "el excelente comportamiento de los resultados de explotación junto con un menor impacto de los gastos financieros ha contribuido a obtener un resultado de las actividades ordinarias un 76% superior al de 2002, con 38,9 millones de euros". Resaltó que, pese a la adquisición de la totalidad de las participaciones de Ajino y al esfuerzo realizado en inversiones y reestructuración, su deuda financiera disminuyó 36 millones de euros respecto a 2002, situándose el endeudamiento neto de 155 millones de euros, lo que supone una reducción del 19%.