Antonio González-Adalid

'No tomaremos una participación en Medgaz'

El presidente del gestor de la red española de gasoductos asegura que la liberalización en el sector ha puesto fin a los múltiples conflictos de acceso a la red que la compañía soportó hasta el año pasado. Para Antonio González-Adalid, el plan de inversiones, la renovación del plan energético y el papel de Enagás en el colosal proyectos del gasoducto Argelia-España marcan el futuro inmediato.

Pregunta. Ante la invitación que han hecho los accionistas de Medgaz, el consorcio que construirá el gasoducto de Argelia, para que Enagás tome una participación, ¿qué ha dicho el consejo de la compañía?

respuesta. Se trata de una invitación genérica para colaborar con el proyecto y ambas partes trabajamos para presentar a nuestros consejos una propuesta de colaboración. Porque lo que tiene sentido es trabajar en la coordinación de la red española y que nosotros hagamos los tramos españoles del gasoducto. Estamos viendo cuáles son las fechas y cómo nos coordinamos desde el punto de vista técnico, utilizando la experiencia de Enagas. En cuanto a una participación financiera, el proyecto no lo necesita, pues tiene socios muy potentes, y no es algo que se adecue a nuestra estrategia. Por lo tanto, lo discutiremos más adelante. De momento, no vamos a entrar.

'Este es un año de transición, pero en 2005 prevemos recuperar la senda de crecimiento del beneficio entre el 15% y el 20%'

'El proyecto del gasoducto entre Argelia y España tiene un tramo internacional que no forma parte de nuestro negocio'

ENAGAS 25,05 -3,80%

P. ¿Qué supone este proyecto?

r. El proyecto tiene dos elementos. Por una parte, el gas llegará a Almería y habrá que llevarlo al mercado; es el negocio típico de Enagas y es una oportunidad para nosotros, pues habrá que construir algún gasoducto nuevo. Por otra, tiene un tramo internacional, que no forma parte de nuestro negocio, en el que colaboraremos, pero en el que nos interesa menos participar.

P. ¿Qué fue de los numerosos conflictos que Enagás mantenía hasta hace un año?

R. 2003 ha sido un año importante. Lo iniciamos con conflictos abiertos con todos los clientes, que nos acusaban de no ser neutrales y favorecer a Gas Natural. Tuvimos 15 conflictos en la CNE sobre el acceso a la red, pero la situación se ha invertido y hemos acabado el año sin ninguno. En 2004 el mercado se habrá liberalizado y prácticamente no quedarán clientes en el mercado regulado, sólo domésticos. La liberalización ha hecho cambiar la percepción que se tiene de Enagás: todos los clientes tienen capacidad suficiente.

P. ¿Las inversiones que están realizando servirán para cubrir la demanda?

r. Sí, de sobra. Antes teníamos un sistema con márgenes relativamente justos, porque si el volumen crece un 14% al año, o creces en infraestructuras al mismo ritmo o, de lo contrario, te quedas atrás. El plan energético prevé un sistema holgado con márgenes mucho más altos Así, en 2003 la utilización media del sistema ha sido sólo del 75%.

P. ¿Cómo va el proyecto de interconexión con Baleares?

r. El Gobierno lo ha declarado urgente, por lo que tiene derecho a adjudicarlo directamente sin sacarlo a concurso. Nosotros hemos solicitado a Economía que nos lo adjudique de forma directa y esperamos que esté de acuerdo. En unas semanas nos lo confirmarán. Este gasoducto tiene una inversión de 300 millones.

P. ¿Qué fue de la propuesta de Economía sobre un intercambio de consejeros entre REE y Enagás?

r. Hemos hablado de este asunto durante un año y pensamos que lo que tiene valor es la coordinación a nivel operativo, no de consejo. En principio, hemos diseñado una fórmula para aumentar la coordinación operativa, que puede incluir eventualmente la invitación al presidente de REE para asistir a alguna sesión del consejo de Enagás cuando trate temas de interés, y viceversa, pero ocasionalmente.

P. ¿Qué previsiones manejan para 2004?

R. Este es un año de transición. Pondremos en explotación más de 600 millones de inversión, pero el sistema nos retribuirá sólo por los meses en funcionamiento, lo que nos obligará a seguir con la contención de costes. Esto nos lleva a pensar en un crecimiento de los resultados de alrededor del 10%, por debajo del 30% de este año, y en recuperar la senda del crecimiento entre el 15% y el 20% ya en 2005.

Accionistas 'Gas Natural podría desinvertir en 2005'

La Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2004 prohíbe las participaciones de más del 5% en Enagás, y da a Gas Natural un plazo de tres años para reducir hasta ese nivel el 34,5% que todavía mantiene.

Tras la aprobación de la ley se advierte una cierta tranquilidad en el principal accionista de Enagás...

El presidente de Gas Natural ha dicho que intentarán no desinvertir en 2004, y el consejero delegado, que no agotarán el plazo para que la venta no sea forzada. Nos parece que 2005 puede ser el momento más probable. Pero son ellos los que tienen que decidir.

¿Realizarían la colocación de una sola vez?

Me imagino que sí, es lo lógico. Desde el punto de vista de Enagás, la desinversión de Gas Natural aumentará el capital flotante y la liquidez, lo que hará aumentar el valor de la acción. Algunos de nuestros accionistas tienen entre 20 y 30 millones de euros, son compañías muy importantes y, por cantidades menores, no les vale la pena seguir una acción. Estos inversores se sienten más cómodos con más liquidez. Como pensamos que habrá una demanda muy buena y que afectará a la acción positivamente, la forma más razonable es hacer la colocación de una vez. Pero Gas Natural decidirá, es el accionista.

¿Van a mantener la actual política de dividendo?

Sí. Todavía nos estamos endeudando para afrontar nuestras inversiones, y lo que hacemos es destinar el 50% del beneficio a retribuir a los accionistas y retener el otro 50% para financiar las inversiones, porque creemos que es otra buena inversión para los accionistas: sobre fondos propios estamos obteniendo una rentabilidad de más del 15%.

kioto 'En cualquier hipótesis que se maneje, habrá más consumo de gas'

El presidente de Enagás asegura que, tanto en volúmenes, como en fechas, la compañía está cumpliendo su plan de inversiones: 'Este año vamos a invertir, 420 millones de euros, el doble que el año anterior, lo cual es mucho dinero para una compañía de nuestro tamaño, que vale en Bolsa 2.200 millones'. Y recuerda que 'algunos tramos del gran gasoducto de 600 kilómetros entre Huelva y Madrid, se han puesto en marcha con casi seis meses de anticipación'.

Respecto al debate sobre el Protocolo de Kioto y la apuesta por los ciclos combinados, González-Adalid considera que la revisión del Plan Energético Nacional (PEN) previsto para esta primavera, 'supondrá probablemente consumos mayores que los que estaban en el plan original, porque la demanda crecía al 3,5% anual y ahora estamos creciendo al 5% y al 6%. Por otra parte, da la sensación de que el carbón importado y su transporte han subido de precio y que el gas es más competitivo. De hecho, vemos que todas las centrales de ciclo combinado están creciendo a un ritmo superior al año pasado'. Para el presidente de Enagás, 'la revisión del PEN llevará a incrementos, en cualquier hipótesis que se haga sobre Kioto, a incrementos de consumos de gas sobre el plan anterior'.

En cuanto a los augurios sobre una posible saturación del mercado, indica que 'los contratos de gas son compromisos muy firmes y a muy largo plazo; si hubiera compras excesivas las compañías tendrían problemas, pero supongo que las empresas están tomando medidas para que esto no ocurra, que están siendo prudentes'. Y añade: 'En el negocio del gas comprar de más es un riesgo financiero importante. Pero el del gas es un mercado cada vez más líquido: si te sobra, como hay una demanda internacional muy importante, lo puedes desviar a otros países, como se ha hecho últimamente'.