Alimentación

Tallada vendió acciones de Ebro Puleva antes que Südzucker

Los movimientos accionariales en Ebro Puleva han sido frecuentes en las últimas semanas. La venta de la participación del 14,2% de Südzucker ha sido la última de estas operaciones, pero no la única. Sólo en febrero, Javier Tallada, consejero del grupo, ha comunicado una reducción del número de acciones en su propiedad en tres ocasiones.

El consejo de administración de Saint Louis Sucre, filial francesa de la alemana Südzucker, aprobó en su reunión del 16 de febrero formular una oferta privada de venta de la totalidad de las acciones de Ebro Puleva en sus manos, 21,8 millones, representativas del 14,187% del capital social del grupo de alimentación. Saint Louis hizo pública esta decisión el jueves a última hora de la sesión bursátil y ayer por la mañana comunicó la conclusión de la operación a un precio de nueve euros por título.

Este movimiento accionarial ha sido el más relevante, pero no ha sido un hecho aislado en las últimas semanas para los inversores estables del grupo español: entre finales de enero y el mes de febrero, tres consejeros de la compañía han puesto en venta parte de sus títulos de la empresa.

Javier Tallada, consejero de Ebro Puleva y presidente de Puleva Biotech, ha sido uno de los inversores más activos. La última operación fue registrada en la CNMV un día antes de hacerse pública la decisión de Südzucker.

La acción del grupo alimentario bajó un 1% ayer y cerró en 9,5 euros, por encima del precio de venta

EBRO FOODS 17,26 -0,58%

El consejero comunicó el día 25 que su participación era del 0,374%, tras deshacerse de 422.500 acciones, valoradas en 4,2 millones de euros. Con anterioridad, el 6 de febrero y el 17 de febrero, al día siguiente de que el consejo de Saint Louis acordara vender su paquete, Tallada comunicó al organismo supervisor reducciones de su participación valoradas en otros 3,4 millones de euros. Con estas tres operaciones, su presencia en el capital ha pasado del 0,772% de principios de mes al 0,374%, según los datos del registro de la CNMV.

No ha sido el único consejero que ha disminuido su presencia recientemente. Guillermo Mesonero-Romanos, vicepresidente y consejero de Ebro Puleva, comunicó al regulador el 10 de febrero que su cartera en el grupo de alimentación había disminuido en 98.000 títulos valorados en cerca de un millón de euros, con lo que su participación pasó del 1,44% al 1,38%.

Por su parte, Corporación Caixa Galicia, con puesto en el consejo, hizo públicas en enero cuatro ventas, la última el día 30 de ese mes. En total, la entidad se deshizo de 167.171 títulos por valor de millón y medio de euros, lo que supuso reducir su paquete desde el 3,56% hasta el 3,44%.

Ebro Puleva no quiso hacer comentarios sobre los movimientos comunicados al regulador por los consejeros. Por su parte, fuentes de la CNMV indicaron ayer que siempre que se produce una operación en una empresa cotizada, como una opa o una OPV, el supervisor analiza los movimientos de acciones que se han producido alrededor.

Los títulos de Ebro Puleva fueron suspendidos el jueves antes de la subasta de cierre, cuando cedían el 3,03%, hasta 9,6 euros. Durante la sesión, el valor había registrado una caída cercana al 1,5%, hasta una hora antes del cierre, que la bajada se aceleró hasta superar el 3%. En los cuatro días anteriores, el valor había estado clavado en los 9,9 euros. Ayer, bajó un 1,04% y cerró en 9,5 euros.

Los analistas recibieron con optimismo la operación y consideran que, aunque a corto plazo la cotización podría verse afectada por la salida de Saint Louis, a medio plazo será beneficiosa para la evolución de la acción. La operación, esperada en el mercado, supondrá, por un lado, una reducción de la incertidumbre sobre el accionista de referencia y, por otro, el aumento del capital flotante que, según Caja Madrid, se elevará al 54,2%.

El grupo alemán colocó el 14,2% del capital por 196,45 millones

La azucarera alemana Südzucker, a través de su filial francesa Saint Louis Sucre, comunicó ayer a la CNMV la conclusión de la operación de venta de su paquete accionarial en Ebro Puleva, equivalente al 14,187% del capital, por el que ingresó 196,45 millones de euros.

La compañía colocó las acciones mediante el método acelerado entre inversores institucionales, tanto residentes en España como en el extranjero. Cada título se vendió a nueve euros, un 5,3% por debajo del precio de cierre de ayer, de 9,5 euros. Fuentes del mercado indicaron que la operación se concluyó en aproximadamente seis horas, por lo que no fue necesario agotar el plazo de un día fijado, y se llevó a cabo mediante la venta de pequeños paquetes accionariales.

Deutsche Bank London y Deutsche Securities actuaron como entidades colocadoras y aseguradoras, mientras que BNP Paribas se encarga de gestionar los cobros y pagos derivados de la liquidación de la oferta pública.

Con la desinversión realizada por Südzucker, la familia Hernández, a través de Instituto Hispánico del Arroz e Hispafood, será el primer accionista del grupo de alimentación, con una participación del 11,3%; seguida de Torras, el 7,8%; Caja España, un 7%; Caja Duero, el 5%; Caja Granada, el 2%; Alycesa, el 2,1%, y Caixa Galicia, 3,3%. El capital flotante, por su parte, se eleva por encima del 50%.