Turismo

Fadesa y Barceló se unen para construir hoteles en España

El grupo turístico Barceló y el inmobiliario Fadesa se han unido para poner en marcha más de 16 hoteles, con una inversión de 700 millones. Para la inmobiliaria, el acuerdo significará un oportunidad de crecimiento ante su próxima salida a Bolsa, mientras que Barceló completará su oferta en España y el Mediterráneo.

Barceló y Fadesa han decidido unir esfuerzos para abrir 5.000 habitaciones en más de 16 proyectos hoteleros en el plazo de entre cinco y siete años. La inversión total superará los 700 millones de euros. Para llevar a cabo este plan compartido, crearán sociedades patrimoniales en las que la inmobiliaria aportará el 83,5% del capital, y Barceló, el 16,5% restante.

Las dos partes se comprometen a aportar a esas sociedades conjuntas sus recursos a fin de crecer en España y la cuenca del Mediterráneo. Fadesa aportará la mayor parte de la inversión y la construcción de los nuevos hoteles, y Barceló participará en la gestión.

Para afrontar la financiación de los proyectos, recurrirán a fondos propios en un 50%, mientras que solicitarán créditos bancarios para aportar la otra mitad del capital. A través del pacto firmado, Fadesa deberá consultar con Barceló los proyectos nuevos que vaya a llevar a cabo a partir de ahora, y viceversa. 'Ambos grupos tendrán derecho preferente a la hora de participar en los proyectos turísticos del otro', según fuentes de las empresas. Barceló se compromete a conseguir con su gestión una rentabilidad mínima del 7% en un plazo de dos años.

La inmobiliaria aportará el 83,5% del capital y el grupo turístico, el 16,5%

Primera fase

Los primeros ocho establecimientos que levantarán de forma conjunta estarán situados en Fuerteventura, Marbella (Málaga), Isla Cristina (Huelva), Jaca (Huesca), Almería, Aranjuez (Madrid), y A Coruña. En total, sumarán 2.500 habitaciones.

Los otros ocho proyectos restantes, todavía no definidos, podrían incluir los tres establecimientos previstos que tenía Fadesa para abrir en Marruecos a medio plazo.

La mayoría de los hoteles impulsados por las dos sociedades serán de cuatro y cinco estrellas y de alrededor de 250 habitaciones en el segmento vacacional. El número de estancias no será inferior a 150 en el caso de los establecimientos de ciudad.

Fadesa se prepara así para crecer en el mercado hotelero y mejorar su cartera ante su próxima salida a Bolsa. En la actualidad, tiene sólo tres hoteles que gestiona Husa.

Barceló, sin embargo, considera que 'el acuerdo le ayudará a cumplir con su objetivo que fijó de tener 160 establecimientos abiertos'. Ahora cuenta con 126 hoteles, de los cuales 41 están situados en Europa, 42 en Latinoamérica y cinco en África. 'Esta unión permitirá al grupo turístico aumentar su presencia en el segmento urbano donde sólo dispone de diez establecimientos', apuntan.

Por su parte, Occidental Hoteles dijo ayer a través de un comunicado que 'mantiene un acuerdo con Fadesa desde 2000 para la explotación de hoteles'.

La cadena argumenta que aquel pacto 'no es compatible con el actual convenio firmado ahora por Fadesa con Barceló'. Fadesa explica que la firma con Occidental 'sólo fue un acuerdo marco que no ha prosperado en el tiempo por divergencias entre ambas compañías'.

Grubarges, aún sin socio inversor

La sociedad de gestión Grubarges, participada por BBVA, FCC y Barceló, tiene abierto aún el proceso de venta de activos (25 de sus 29 hoteles que tiene en propiedad) como medida para deshacer la alianza entre los tres miembros. Sin embargo, la sociedad no se disolverá, y Barceló se quedará como único socio. Para que el plan prospere, el grupo mallorquín precisa de otro inversor que le ayude a compartir el capital. Barceló apuntó ayer que 'de momento, no se ha presentado ningún socio (fondo de inversión o entidad) interesado, aunque todavía queda tiempo'.

El paquete hotelero en venta incluye siete establecimientos en España y 18 en EE UU, valorados en 400 millones de euros. Barceló explicó que 'no es buen momento para realizar adquisiciones debido a la crisis generada en algunos destinos turísticos'. No obstante, el grupo mallorquín sí que presentará su oferta individual para comprar algunos de los hoteles en venta.

Con el capital obtenido de estos activos, Grubarges pretende liquidar su deuda, que asciende a 300 millones de euros.