Ferrocarril

Renfe compra 111 trenes a CAF-Alstom y Talgo-Bombardier y aplaza otros 40

Renfe resolvió buena parte del mayor pedido de trenes de su historia en beneficio de CAF-Alstom y Talgo-Bombardier. De los 111 trenes adjudicados, el primer consorcio hará 75 y el segundo 36. La compra de 40 AVE se aplaza.

El consejo de administración de Renfe no pudo resolver ayer en una sola sesión el mayor pedido realizado hasta la fecha por Renfe. Las presiones de los tres consorcios, Talgo-Bombardier, Alstom-CAF y Siemens, por llevarse el pedido estrella, la compra de hasta 40 trenes de altas prestaciones por 825 millones, rompió la adjudicación en un solo paquete.

Renfe optó por resolver cuatro concursos de los seis que tenía sobre la mesa, y deja la espinosa decisión sobre los AVE para otro consejo de administración que irá precedido de duras negociaciones con los implicados. Tampoco contrató la compra de 15 máquinas diesel de doble ancho.

Los triunfadores de esta primera fase han sido Alstom-CAF, que contrata 75 trenes en total, y Talgo-Bombardier que se lleva 36. El gran derrotado por ahora es Siemens, que optaba a los AVE lanzadera y puja por los trenes de muy alta velocidad.

Queda pendiente el concurso estrella de 40 AVE por importe de 825 millones

En concreto, el consorcio Talgo-Bombardier resultó adjudicatario del pedido de 26 trenes del Alta Velocidad (Ave) con capacidad de adaptarse a distintos anchos de vía para servicios de Larga Distancia, por 370 millones. Por este pedido competían también el grupo Alstom-CAF.

El consorcio integrado por la francesa y el fabricante vasco ha resultado adjudicatarios del suministro 30 trenes Ave regionales por 350 millones y 45 Ave regionales más pero con cambio de ancho de vía automático por otros 580 millones.

Estos dos contratos, por los que también competían Siemens y Talgo, respectivamente, incluyen también el mantenimiento del material por un periodo de 14 años, trabajos que supondrán un importe adicional de 750 millones de euros.

Además, el consejo de Renfe aprobó también contratar a Talgo para el suministro de 10 composiciones de tren-hotel con capacidad para circular indistintamente por líneas AVE y convencionales, más anchas que aquellas, por un importe adicional de 143 millones.

En cuanto al pedido de suministro de entre 12 y 15 locomotoras diesel para tráfico de viajeros por vía convencional, también pendiente, fuentes próximas al sector citadas por Europa Press dicen que el operador ferroviario ha optado finalmente por no contratar el suministro al que aspiraban CAF-Siemens y Alstom por el elevado precio solicitado.

En los cuatro contratos adjudicados, Renfe se ha reservado para sus talleres un máximo del 20% de carga de trabajo de la fabricación de los pedidos, tal como ya hiciera con los cuatro contratos de trenes AVE adjudicados hasta el momento, por un importe conjunto de 1.272 millones de euros.

Tras conocer el resultado de la adjudicación, Siemens aseguró ayer que contaba con la oferta 'más competitiva' para suministrar a Renfe un pedido de 30 trenes de Alta Velocidad (Ave) Regionales.

La multinacional alemana, a pesar de 'respetar' la decisión de Renfe, apunta que la oferta presentada incluía la propuesta de montar todo el pedido en los talleres de Renfe de Valladolid.