Energía

Gas Natural exige a Cantábrico un mayor peso en Naturcorp

Gas Natural e Hidrocantábrico mantienen un pulso en Naturcorp. La firma catalana, que ha acudido a los tribunales para reclamar una mayor participación en la gasística vasca, en la que controla un 8,4%, quiere cerrar un acuerdo para aumentar su porcentaje entre un 1% y un 2%.

El recurso al juzgado en Vitoria, ha servido de base para intentar, por otras vías, solventar unas diferencias entre Gas Natural e Hidrocantábrico que tienen como base la participación de la gasística catalana en Naturcorp. Hace apenas dos semanas, Gas Natural recurrió a los tribunales para defender su posición en la compañía, que tiene previsto servir de instrumento para todo el desarrollo en el negocio del gas de Cantábrico.

La valoración de Gas de Euskadi, el principal activo de Naturcorp, la empresa que privatizó en marzo de 2003 el Gobierno vasco, abrió la espita de las discrepancias entre la eléctrica asturiana y Gas Natural. En Gas de Euskadi, la firma liderada por Antoni Brufau tenía algo más del 20%, una posición histórica que se diluyó hasta obtener un 8,4% de Naturcorp. Gas de Euskadi ha sido el brazo ejecutor de la política energética vasca.

El acuerdo se anuncia cercano. Tanto medios de Gas Natural como de Cantábrico aseguraron ayer que la voluntad para resolver el conflicto, enquistado desde hace más de tres meses, 'es compartida' y que se puede materializar en breve. Su escenificación está prevista para los próximos días, aunque el recurso al arbitraje, que sería realizado por el Colegio de Abogados de Madrid, está sobre la mesa. Gas Natural, a cambio, se ha comprometido a desestimar su petición ante los tribunales.

NATURGY 28,23 1,58%

Las diferencias se muestran evidentes. Gas Natural, que reconoció sus discrepancias con Cantábrico, aspira a aumentar entre uno y dos puntos su participación en Naturcorp, hasta superar el 10%, frente al 8,4% actual, según aseguran fuentes del sector. La gasística catalana no tiene, de momento, intención de vender su posición en el capital en una sociedad que tiene importantes posibilidades de desarrollo.

La reclamación de Gas Natural procede de la operación de fusión, por parte de la compañía presidida por Manuel Menéndez, de todas sus participadas en el negocio del gas. La reordenación accionarial en Naturcorp, con la que Gas Natural se mostró disconforme, le dio a Hidrocantábrico el 56,8%; al Ente Vasco de la Energía (EVE), un 30,7%, y a Donostigas, un 4,1%, además del 8,4% de Gas Natural. Una nueva configuración está en marcha.

Medios del sector señalan que la compañía catalana había esgrimido para apoyar su tesis en que tanto los contratos de gas firmados por Gas de Euskadi como su extensa red de gas, su base de clientes, el beneficio que han generado estos últimos años -en 2002 el resultado bruto ascendió a 24,48 millones- y sus expectativas de negocio merecían un mayor canje. Las mismas fuentes argumentan, por ejemplo, que el Ayuntamiento de San Sebastián recibió un 4,1% por el 51% de Donostigas, un cambio que consideran desproporcionado.

Si la tesis de la compañía catalana salen adelante y consigue cerrar un acuerdo satisfactorio, el precio pagado por Hidrocantábrico para controlar la sociedad vasca debería haber sido mayor al aumentar la tasación de la compañía. Con este esquema, el debate sobre el proceso de privatización de Naturcorp, su valoración y su adjudicación se podría abrir de nuevo.

Adjudicación

Cantábrico se hizo, en un principio, con el 62% del capital de Naturcorp, en un proceso de privatización al que acudieron Iberdrola, la italiana Enel y Gas Natural. Para hacerse con los activos gasísticos en manos del Gobierno vasco realizó un desembolso en efectivo de 277,6 millones de euros y aportó activos, fundamentalmente Gas de Asturias, por valor de 277 millones.

El Ejecutivo de Vitoria, cuando adjudicó la compañía en marzo del pasado año, aseguró que, de las ofertas presentadas, la de Cantábrico 'era, sin duda, la mejor'. En su decisión tuvo una especial influencia 'el ambicioso plan de negocio para Naturcorp' ofertado por la compañía asturiana.

El papel reservado por Cantábrico a la empresa vasca es estelar. Así, ya ha dado los primeros pasos para convertirle en el comercializador de su electricidad en Euskadi, además del gas, un negocio que hoy día controla, y ya es la sociedad que aglutina todos sus intereses en el sector del gas en España. A la vez será su cabecera de operaciones en el exterior. 'Vamos a invertir 527 millones en potenciar Naturcorp', afirmó Manuel Menéndez, presidente de Hidrocantábrico y de Naturcorp, desde hace poco más de 10 meses.

La demandante quiere aumentar su participación hasta llegar, por lo menos, al 10% del capital

Pactos. Acuerdos conjuntos entre las compañías para la venta de gas en el mercado de Estados Unidos

Las buenas relaciones en los negocios de Gas Natural con Gas de Euskadi, primero, y después con Naturcorp, han sido una constante en los negocios que han supuesto un rendimiento económico para las partes.

Las discrepancias dentro del accionariado de Naturcorp, con Hidrocantábrico y Gas Natural, cada uno en su rincón, han sido reiteradas estos tres últimos meses. La gasista catalana solicitó mayor presencia en el capital de la sociedad como consecuencia del canje de acciones de Gas de Euskadi, en la que controlaba un 20%. Le dieron un 8,4% y pidió entre un 1% y 2% más.

Negocios conjuntos, beneficios compartidos. Naturcorp tiene cerrado con Gas Natural un contrato de swap por el cual le gasista catalana vende, con sobreprecio, en Estados Unidos el gas propiedad de Naturcorp y que se sitúa en los pozos de Trinidad y Tobago. A cambio le garantiza el gas en España procedente de otras fuentes de suministro. Este acuerdo, con vigencia para el periodo 2003-2005 le supondrá a la compañía vasca unos beneficios extraordinarios de 80 millones de euros y endulzará su cuenta de resultados. Un nuevo pacto comercial, de otros tres años, todavía no se ha cerrado y está sobre la mesa.