Concurso

Renfe confirma la compra de un centenar de trenes de alta velocidad por 1.300 millones

Tal y como publicaba hoy Cinco Días, Renfe ha repartido entre Talgo-Bombardier y Alstom-CAF tres contratos para la compra de 101 nuevos trenes AVE con un presupuesto de 1.300 millones de euros. La compañía ha pospuesto otro contrato valorado en 825 millones.

El consejo de administración de Renfe ha confirmado el reparto entre el consorcio integrado por Alstom y CAF y el formado por Talgo-Bombardier de tres contratos para la compra de 101 nuevos trenes AVE que suman un importe total de 1.300 millones de euros.

En concreto, el consorcio Talgo-Bombardier ha resultado adjudicatario del pedido de 26 trenes con capacidad de adaptarse a distintos anchos de vía para servicios de Larga Distancia, por 370 millones. Por este pedido competía también el grupo Alstom-CAF. El consorcio integrado por la francesa y el fabricante vasco han resultado adjudicatarios del suministro de 30 trenes regionales por 350 millones y 45 regionales más pero con cambio de ancho de vía automático por otros 580 millones.

Estos dos contratos, por los que también competían Siemens, que se queda con las manos vacías, y Talgo, respectivamente, incluyen el mantenimiento del material por un periodo de 14 años, trabajos que supondrán un importe adicional de 750 millones de euros. La alemana se ha apresurado a decir que su oferta era "más competitiva" y que su modelo de lanzadera cuenta con "excelentes prestaciones técnicas", pero que "respeta" la decisión.

Además, el consejo de Renfe ha aprobado también contratar a Talgo para el suministro de 10 composiciones de tren-hotel con capacidad para circular indistintamente por líneas Ave y convencionales, más anchas que aquellas, por un importe adicional de 143 millones.

Contratos pospuestos

Renfe ha pospuesto la adjudicación del mayor contrato de todos los pendientes, la fabricación de entre 32 y 40 trenes AVE, con capacidad para circular a 300 kilómetros a la hora y para viajes de larga distancia. Por el pedido, presupuestado en 825 millones de euros, compiten todos los fabricantes radicados en España Siemens, Alstom-CAF y Talgo-Bombardier.

Fuentes de la empresa achacan el retraso en la adjudicación al "diferente proceso adjudicatorio que sigue cada pedido".