'Telecos'

Ono concede un mes a Cantábrico para canjear sus acciones en Retecal

El operador de telecomunicaciones por cable Ono continúa empeñado en controlar la totalidad del capital de Retecal, que ha sido su competidor en Castilla y León. El 10 de febrero completó la compra del 61%, arrebatando el control accionarial a la eléctrica asturiana Hidrocantábrico. Ahora, ofrece hasta el 20 de marzo de plazo a los titulares del 39% restante -la mayor parte está en manos de Hidrocantábrico- para el canje de sus acciones por títulos de Ono.

Para facilitar la operación, la compañía que preside Eugenio Galdón aprobó en junta general de accionistas el aumento de su capital social en 131,6 millones, mediante la emisión de otras tantas acciones con un valor nominal de un euro.

Principio de acuerdo

La primera tentativa de Ono para comprar Retecal tuvo lugar en diciembre y respondieron Caja España, Grupo Bégar, Caja Segovia o Caja Ávila. Entonces quedó fuera Cantábrico como entidad más significativa.

La eléctrica tiene el 35% del capital y fuentes autorizadas de Ono prácticamente han descartado que se pueda cerrar la compra en el próximo mes. 'Existe un acuerdo de gestión y también se ha comprometido el canje de acciones en las mismas condiciones en que se ha producido ahora 100% de Retecal por el 13% de Ono, pero no hay fecha concreta', comentan desde Ono. El número de títulos que debería aportar Hidrocantábrico es de 94.077. Y la compradora pone sobre la mesa 46.040.969 del paquete aprobado recientemente.

Ono suma 700.000 clientes, particulares y empresas, tras la adquisición. Y ha aumentado su mercado potencial en 900.000 hogares, hasta sumar seis millones.