Candidatura

España propone a González-Paramo para sustituir a Solans en el BCE

España propondrá la candidatura del miembro del Consejo de Gobierno del Banco de España José Manuel González-Paramo para sumarse a la Comisión Ejecutiva del Banco Central Europeo, anunció hoy el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato. Madrid ya ha remitido la propuesta a todos los ministros europeos, al presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, y al comisario europeo de Asuntos Económicos, Pedro Solbes.

Los gobiernos de la eurozona pulen sus eventuales candidaturas para relevar al español Eugenio Domingo Solans, cuyo mandato en el banco europeo finaliza el 31 mayo. El Ecofin deberá decidir para esa fecha entre los candidatos presentados por diferentes países para relevar a Solans, actual responsable de billetes y estadísticas del BCE. Bélgica e Irlanda han planteado como posibles sucesores al director del Banco Nacional de Bélgica Peter Praet, y al vicepresidente del Banco Europeo de Inversión Michael Tutty, respectivamente.

González-Paramo es miembro del Consejo de Gobierno y de la Comisión Ejecutiva del Banco de España, y ejerce como catedrático en Hacienda Pública en la Universidad Comuplutense de Madrid, donde se licenció en Ciencias Económicas y obtuvo el Premio Extraordinario. Asimismo, es Doctor en Económicas por la Universidad de Columbia, Nueva York, así como por la Complutense. El ministro de Economía ha destacado su "experiencia académica, en política monetaria y suficientes capacidades para representar los intereses de todos los europeos en el consejo del BCE".

Profundo conocedor de la dinámica de organismos internacionales, ha trabajado como consultor para el Banco Mundial y para la Comisión de las Comunidades Europeas, entre otros. Por otra parte, es uno de los más destacados especialistas en Derecho Fiscal, Gasto Público, Presupuesto y Gestión Pública, con más de 40 libros publicados y numerosos trabajos de investigación.

El nombramiento de otro español para dicho puesto abriría el debate de si los cuatro mayores países deberían o no contar con una de las seis representaciones ante el Comité Ejecutivo de forma garantizada, una reforma que Alemania viene defendiendo desde hace tiempo.

La entidad tendrá nueva sede a partir de 2008

El BCE cambiará su sede central a partir de 2008 a un nuevo edificio alejado del actual centro financiero de Francfort para dar cabida a una futura plantilla de 2.500 personas. Según la entidad, el jurado, compuesto por miembros de la entidad y expertos en arquitectura, anunciará en septiembre el ganador entre los tres proyectos finalistas del concurso internacional de arquitectura presentado en noviembre de 2002 para construir un nuevo edificio en el antiguo mercado mayorista de la metrópoli financiera. Parece probable que los arquitectos austríacos Coop Himmelblau serán los encargados de llevar a cabo la ejecución del nuevo edificio del BCE, ya que su proyecto ha recibido el primer premio del concurso y cuentan con gran prestigio internacional.

El BCE consideró que este proyecto "tiene una combinación inteligente de lo nuevo y lo antiguo en una forma escultural", y definió el concepto como "conciso y funcional".

El arquitecto Wolf D. Prix, de CoopHimmelblau, dijo a EFE que su proyecto "refleja los valores del BCE de transparencia, comunicación, eficiencia y estabilidad".

Esta nueva sede central del BCE es una construcción de cristal y hormigón armado y consiste en tres elementos: un híbrido escultural de dos torres conectadas por un atrio, y la antigua nave de la Grossmarkthalle, que está protegida históricamente y que servirá de entrada principal al banco y área pública. El segundo premio fue adjudicado a los arquitectos alemanes ASP Schweger Assoziierte y el tercero, al grupo de arquitectos 54f de Malasia. La necesidad de construir un nuevo edificio viene dada por el incremento de la plantilla, que ha pasado de unos 900 empleados iniciales en 1999 a más de 1.100 en la actualidad y a los que habrá que sumar los que se adhieran con la ampliación de los países de Europa central y del este a la Unión Monetaria.