PEC

El Banco de España se suma a los defensores del Pacto en vísperas de las propuestas de reforma

A la espera de que mañana la Comisión Europea anuncie la propuesta de reforma del Pacto de Estabilidad y analice los programas de estabilidad de varios países, España entre ellos, el protagonismo lo ocupa la carta de defensa del Pacto que ayer enviaba España y otros cinco países a la presidencia irlandesa de la UE. Las reacciones no se han hecho esperar.

El Banco de España ya ha salido en defensa de la importancia del Pacto de Estabilidad. Su director general, José Luis Malo de Molina ha subrayado que el panorama económico actual de España es de "debilidad" al no haberse producido el "avance en la consolidación fiscal cuando hubo posibilidades para ello" como consecuencia de la ruptura de este Pacto por el que los países miembros no pueden incurrir en un déficit superior al 3% del PIB. Así, ha destacado que esta situación ha creado una "grave crisis de la confianza en el sector privado" para la "consolidación necesaria" del crecimiento económico.

El asesor económico de la Asociación Española de Banca (AEB), Federico Prades, ha mostrado la misma opinión. Prades ha abogado por la "recomposición" del Pacto puesto que su ruptura ha tenido "efectos sobre la credibilidad" en el mercado de cambios.

El jefe del Gobierno español, José María Aznar, y los primeros ministros de Italia, Portugal, Holanda, Polonia y Estonia enviaron ayer una carta a la presidencia irlandesa de la UE en la que lanzaban una alerta para que el compromiso con la política presupuestaria europea "no sea puesto en cuestión". En el documento, que firmaron conjuntamente, también defendían una aplicación "no discriminatoria y consistente" del Pacto de Estabilidad.

Ayer, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, se mostraba favorable a "mejorar la aplicación" del Pacto, especialmente en lo relativo al "análisis de desequilibrios" y a las políticas fiscales en tiempos de bonanza económica, pero rechazó modificar el texto legal del instrumento.

Por otra parte, un estudio hecho público hoy advierte de que el fracaso en el cumplimiento del Pacto de Estabilidad ha creado "un peligroso vacío". El informe Cesifo critica la "discrepancia flagrante" existente entre las normas legales en vigor y su aplicación, lo que "mina la credibilidad de las normas fiscales en el ámbito de la UE y que a largo plazo amenaza con socavar la disciplina fiscal.

Fondos de cohesión

La Comisión Europea presentará mañana en Bruselas su propuesta para la reforma de la política regional, con la presentación del Tercer Informe sobre la Cohesión, donde obvia el denominado "efecto estadístico" de la ampliación sobre el cálculo del futuro Fondo de Cohesión, de modo que podría perjudicar a España si ésta supera en 2004 o 2005 el 90% de la riqueza media de la Unión.

El presidente del Gobierno, José María Aznar, reclama ya desde abril de 2001 que se tenga en cuenta que la entrada de 10 nuevos países con una renta inferior que los actuales Estados miembros reducirá el PIB medio de laUE, de modo que si los baremos para la concesión de ayudas se mantienen, se falsearán los datos de las regiones y países actualmente considerados pobres considerándolos artificialmente 'ricos'.

Sin embargo, el comisario de Política Regional, Michel Barnier considera que dado que el Fondo de Cohesión está especificado en el Tratado de la Unión Europea, no tiene margen de maniobra para tener en cuenta este efecto nefasto para los actuales receptores de fondos.