Campaña electoral

Rajoy promete crear dos millones de empleos

El pleno empleo prometido por el PP caminará despacio. Su candidato, Mariano Rajoy, se comprometió ayer a crear dos millones de puestos de trabajo y a bajar la tasa de paro hasta el 8% frente al 9,2% actual, a lo largo de la legislatura.

La promesa de Rajoy comportaría la reducción de la tasa de paro registrado algo más del 1% en el horizonte de los próximos cuatro años. La cifra de desempleados supera en la actualidad 1,7 millones, lo que sitúa la tasa en el 9,28% de la población activa tras conocerse que el número de parados inscritos en las oficinas del Inem aumentó en 50.481 personas durante el pasado enero.

Como hiciera el sábado el vicepresidente económico, Rodrigo Rato, Rajoy criticó ayer la supuesta ausencia de recetas del PSOE para crear empleo y vinculó una hipotética victoria electoral de José Luis Rodríguez Zapatero a la inestabilidad institucional y al parón económico. En el primer ensayo de cuerpo a cuerpo contra el líder socialista, Rajoy ridiculizó la propuesta de ligar el crecimiento del gasto social a la productividad, una idea recientemente expresada por Zapatero en el Colegio de Economistas. En su opinión, eso significaría tanto como recortar a la mitad la partida de gasto social prevista para este año. En los Presupuestos de 2004 este gasto representa más de 109.000 millones de euros, casi el 50% del montante total no financiero.

En contraste con la conferencia política organizada hace tres semanas por el PSOE, la convención clausurada ayer en Madrid por el PP no estuvo marcada por ningún tipo de debate interno sobre el programa electoral sometido a su aprobación. Este fue ratificado en una especie de paseo militar después de 27 intervenciones que respetaron disciplinadamente el guión marcado desde la dirección del partido.

5 millones se desgravan por vivienda

Al contrario que el PSOE, Rajoy no suma a su programa ningún aspecto que le pueda acarrear un revés electoral. Promete, por ejemplo, aumentar las deducciones a las familias en el IRPF. Fuentes gubernamentales precisan que no han considerado revisar las desgravaciones por vivienda, pues afectan a 5 millones de contribuyentes.