Resultados

El Pastor gana un 26% menos por la ausencia de plusvalías y beneficios fiscales

El Grupo Banco Pastor obtuvo en 2003 un beneficio neto atribuido de 61,69 millones de euros, el 26,25% menos que en 2002, debido a la ausencia de plusvalías por ventas de participaciones que sí tuvo el año pasado y al fuerte incremento de su factura fiscal, al desaparecer los beneficios fiscales obtenidos por la exteriorización de los planes de pensiones de los empleados del grupo.

El Grupo Banco Pastor obtuvo en 2003 un beneficio neto atribuido de 61,69 millones de euros, lo que supone un descenso del 26,25% frente a los 83,65 millones de 2002, motivado por la generación de menores plusvalías y por la mayor carga impositiva que soportan las cuentas al agotarse los beneficios fiscales procedentes de la exteriorización de pensiones de la plantilla. En concreto, el impuesto sobre sociedades se llevó 26,08 millones frente, a los 939.000 euros contabilizados un año antes, mientras que los resultados por operaciones de grupo se redujeron un 36,70%, hasta 7,54 millones, según informó hoy el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El beneficio acusa además la contabilización de 8,48 millones de euros en pérdidas extraordinarias, frente al beneficio no recurrente por valor de 1,53 millones que se había anotado en este epígrafe el año anterior. Otro de los impactos negativos en las cuentas fue el incremento en un 46,46% del fondo para amortización y provisiones para insolvencias, que detrajo 69,09 millones de euros. Todos estos factores provocaron un descenso del beneficio del 26,25% en el grupo y del 29,98%, hasta los 59,63 millones de euros, en los resultados individuales del Pastor, aunque la marcha del negocio fue favorable con aumentos en los volúmenes administrados y mayores ingresos por comisiones.

El saldo crediticio aumentó un 31,9% y ascendió a 9.769,16 millones, mientras que el volumen gestionado de débitos de clientes creció un 10,4%, impulsado por una captación del 22,3% en cuentas corrientes y del 20,7% en imposiciones a plazo. Por su parte, el patrimonio en fondos de inversión aumentó un 17,3%, hasta 1.615,78 millones.

Suben todos los márgenes

La buena marcha del negocio permitió situar el margen de intermediación en 298,06 millones, con una progresión del 5,85%. El margen ordinario aumentó a su vez un 11,70%, después de que el ingreso por comisiones aumentase un 18,79% y aportase 88,66 millones, y tras anotarse un beneficio de 3,83 millones en resultado por operaciones financieras, que contrasta con la pérdida por 6,57 millones contabilizada un año antes. Por su parte, el margen de explotación se situó en 153,27 millones, con un incremento del 31,95%, que se explica en la capacidad del grupo de gestionar los costes administrativos, al tiempo que avanzaba en su plan de expansión con la apertura de 70 oficinas en el año.

En cuanto a los costes el conjunto de los gastos aumentó sólo un 0,7%, gracias a que los administrativos se redujeron un 5,6% y compensaron el aumento del 3,53% registrado en los correspondientes a costes de personal. El Pastor continuará en 2004 con la ampliación de la red y abrirá un número similar de sucursales. Este comportamiento le permitió mejorar en 0,52 puntos básicos su ratio de eficiencia. El ratio de morosidad se redujo desde el 1% de 2002 al 0,66% y la tasa de cobertura se elevó desde el 166% hasta el 237,9%.