Informática

Microsoft advierte de un nuevo 'agujero' de seguridad en Windows

La compañía Microsoft ha informado de la existencia de un gran agujero de seguridad en varias versiones del sistema operativo Windows. Según la empresa, este fallo podría permitir que virus informáticos como el Msblast se propaguen por Internet.

Para solucionar el problema, Microsoft ha anunciado que ya ha creado un parche que corrige la falla de seguridad que afecta a las versiones de Windows NT, Windows 2000, Windows XP y Windows Server 2003. Por ahora, según el director de seguridad de Microsoft, Stephen Toulouse, no hay constancia de usuarios que hayan tenido problemas a causa de este error, calificado como "crítico" por la compañía (la puntuación más alta en la escala).

Marc Maiffret, de eEye Digital Security, la compañía que descubrió el error, ha criticado a Microsoft por tardar más de seis meses en diseñar el parche para tapar un agujero que podría dar entrada libre a los piratas informáticos. "Avisamos a Microsoft hace 200 días", ha asegurado Maiffret. "Incluso las redes más seguras son vulnerables a este error, que es único", ha añadido. Según Toulouse, Microsoft necesitó todo este tiempo para examinar el problema y diseñar el remedio.

Esta es la segunda vez, en el mismo mes, que Microsoft advierte a sus usuarios de problemas relacionados con la seguridad de sus productos. La compañía sigue una política que consiste en emitir boletines sobre los nuevos "parches" el segundo martes de cada mes, salvo que tenga que informar con urgencia de un fallo grave.

"No es la plataforma con mayor número de vulnerabilidades"

El director de Programas de Seguridad de Microsoft Ibérica, Fernando Martín, ha asegurado que Windows "no es la plataforma con mayor número de vulnerabilidades", aunque sí tiene más problemas de seguridad de los que a la empresa le gustaría y la incidencia es "muy grande" dada su presencia en los ordenadores y servidores de todo el mundo. En su intervención en el IX Congreso de Internet, afirmó que Microsoft debe "seguir trabajando" en esta materia, "especialmente en los entornos de usuario". Destacó también que los productos de Microsoft llevan cada vez menos opciones activadas 'a priori', y es el usuario quien elige si las quiere utilizar o no. Asimismo, distribuir los parches en un paquete una vez al mes permite a los directores de sistemas planificar el despliegue de los mismos y las pruebas a que quieran someterlos.