Concurso

EEUU deja fuera a España del contrato que equipará al nuevo ejército de Irak

La oferta que en su día presentó España para optar al contrato que equiparía al nuevo ejército iraquí fue desestimada por la Administración Provisional de la Coalición (CPA), el Gobierno de ocupación de Irak que dirige el estadounidense Paul Bremer. Según publica hoy El País, ha sido adjudicado a la compañía estadounidense Nour Group.

La empresa estadounidense Nour Group se ha adjudicado un contrato de 327 millones de dólares, unos 260 millones de euros, para surtir de equipamientos diversos al nuevo ejército de Irak. Según informa El País, el concurso ha pillado por sorpresa al Ministerio de Defensa, que coordinaba una treintena de empresas españolas que optaban a la concesión.

"España tiene muchas posibilidades de equipar al futuro Ejército iraquí", declaró el pasado 20 de diciembre en Diwaniya el secretario de Estado de Defensa y comisionado del Gobierno para Irak, Fernando Díez Moreno. La compañía ganadora equipará a unos 30.000 soldados con todo lo que necesiten, excepto armamento pesado.

España, que tenía como uno de sus principales objetivos la creación de estos nuevos 26 batallones, coordinó a treinta compañías agrupadas en dos asociaciones, Afarmade (para armamento) y Aesmide (para equipamiento y servicios), que presentaron una oferta conjunta. Incluso se llegó a un acuerdo para comprar a Rumania los fusiles AK-47 Kaláshnikov de los que carece España. Además, la pasada semana una delegación polaca estuvo en Madrid para negociar la posibilidad de acceder a esta concesión conjuntamente con los españoles.

Las razones de no escoger el proyecto español se ha basado, según El País, en razones estrictamente económicas. Nour Group ha ofrecido 327 millones de dólares, muy por debajo del precio de las ofertas de Defensa y el consorcio polaco Bumar. España no ha podido lanzar una contraoferta y las fuentes consultadas no se explican cómo una empresa de EE UU puede recortar tanto los precios, teniendo en cuenta que el concurso incluye también el mantenimiento de los equipos y la formación en su manejo.

Hasta ahora, el contrato de Soluziona, filial de Unión Fenosa, con el Ejército de EE UU, para realizar trabajos en 25 países, y las compras de crudo por parte de Cepsa y Repsol son las únicas operaciones realizadas en Irak por compañías españolas.

España aporta 78 millones de dólares, de los 300 comprometidos

El Gobierno aportará este año 78 millones de dólares para la reconstrucción de Irak, de los 300 que comprometió en la Conferencia de Donantes de octubre. El secretario de Estado de Defensa y comisionado del Gobierno para ese país, Fernando Díez Moreno, indicó que en 2003 destinó 60 a ese efecto. De esta suma, 20 millones se aportarán a la ventanilla, a cargo del Banco Mundial del Fondo Fiduciario que se creó en la citada Conferencia, de los que seis se destinarán a contratos de asistencia técnica y el resto, a inversiones en sectores de necesidades urgentes. Precisó que España no realizará en 2004 aportaciones a la segunda ventanilla, a cargo de la ONU, porque ésta la gestiona a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI). Otros cinco millones más irán destinados a un organismo de microcréditos y 36, en partidas de 18, sufragarán el coste de dos tiradas de 250 millones de billetes de dinares, que llevarán la imagen de la Torre de Babel. A ello, se añaden 17 millones adicionales, "puramente bilaterales".