Farmacia

Bayer España planea crecer un 5% este año tras la reestructuración

Bayer Salud España espera crecer este año entre un 5% y un 6% tras la reestructuración llevada a cabo recientemente desde Bayer Internacional. Así lo afirma Arne Zumbaum, director general de Bayer Salud en España, quien confía para registrar dicho crecimiento en los productos nuevos como Levitra, indicado para el tratamiento de la disfunción eréctil, y en la consolidación de otros medicamentos ya existentes en el mercado, como Glucobay.

Además, en cuanto a las perspectivas de futuro, el director general de Bayer Salud España incide también en la existencia de dos productos contra el cáncer, actualmente en fase de investigación, que presentan una trayectoria prometedora. De hecho, en caso de que los productos pasen con éxito todas las fases de investigación y obtengan la autorización correspondiente de las agencias del medicamento serían los primeros productos en el área de oncología de que dispondría Bayer en su historia. 'De momento no tenemos un producto en el mercado y hasta que no se recibe la aprobación de las agencias del medicamento puede ocurrir cualquier cosa; sin embargo, las líneas de productos que están en desarrollo son esperanzadoras', puntualiza Zumbaum. Según estimaciones de la compañía, se calcula que estos dos productos podrían ser lanzados a lo largo del año 2005.

De acuerdo con el director general de Bayer Salud en España, la palabra 'crisis' respecto al caso Lipobay se está cerrando, aunque aún quedan flecos pendientes. 'Los hechos y las consecuencias se han dejado atrás, pero todavía nos preocupan los pleitos que tenemos a escala mundial', destaca Zumbaum.

Gasto en medicamentos

El crecimiento del gasto farmacéutico en 2003, por encima del 12%, es otro de los temas de preocupación para Zumbaum. En su opinión, la medida adoptada desde el Ministerio de Sanidad de rebajar los precios sólo tendrá un impacto a corto plazo. 'En mi opinión, y fruto de mi experiencia en otros países europeos como Alemania o Francia, no es un buen sistema para controlar el gasto', señala. Por ello, Zumbaum apuesta por adoptar medidas de carácter estructural que incidan en la contención del gasto público en medicamentos. 'Aunque el copago sea una medida impopular, se puede estudiar algún modelo que no perjudique el acceso del paciente a los medicamentos', concluye Arne Zumbaum.