Divisas

El euro espera referencias por debajo de los 1,26 dólares

El euro ha abierto a la baja en Francfort, pero pronto recuperó la estabilidad, cotizando a 1,2596 dólares, frente a los 1,2681 del viernes. Según los expertos, los inversores aguardan con avidez que comience la cumbre del G-7 y la publicación del Índice de Confianza Empresarial del Instituto de Investigación Económica (IFO).

El euro abrió a la baja en Francfort y se ha mantenido muy volátil la mayor parte del día. De este modo, a las 17.00 (hora española), se cambiaba a 1,2558 dólares, tras haber rozado horas antes los 1,27. El vaivén quedó reflejado en Tokio, donde la moneda única se depreció hasta cerrar en la cota de los 133,14 yenes, frente a los 134,15 de la mañana. El BCE ha fijado el cambio de la divisa comunitaria hoy en 1,2575 dólares.

Según los expertos, los inversores aguardan con avidez la publicación, hoy, del Índice de Confianza Empresarial del Instituto de Investigación Económica (IFO), y de datos económicos de EEUU, que se darán a conocer a lo largo de esta semana. Asimismo, comienza mañana una reunión de dos días del comité de política monetaria de la Fed. Por otra parte, el mercado permanece atento a la futura reacción del Grupo de los Siete (G7) ante la debilidad del dólar.

Los viceministros del G-7 se reunirán esta tarde en Bruselas para preparar el encuentro de los próximos días 6 y 7 de febrero en Florida. Las tasas de cambio seguramente formarán parte de la agenda, tras la subida del 40% del euro en dos años. "Hay riesgos significativos para las monedas en las próximas semanas, lo que tal vez tenga al mercado oscilante", dijo Marvin Barth, economista de Citibank, en declaraciones recogidas por la agencia Reuters. "La gente todavía está tratando de deducir qué quieren decir las declaraciones sobre el euro", agregó.

El ministro de Finanzas francés, Francis Mer, aseguró el sábado en la cumbre de Davos, clausurada ayer, que los ministros de Finanzas de la zona euro discutieron la semana pasada una reducción de los tipos con el Banco Central Europeo (BCE). Pero el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, dio pocas señales sobre un eventual recorte de tipos. Un alto cargo del Fondo Monetario Internacional (FMI) puntualizó que, por ahora, no son necesarias ni una intervención ni una reducción.

El subsecretario de Comercio de Estados Unidos, Grant Aldonas, ha adelantado esta mañana en París que el encuentro debería concentrarse en los fundamentos de la economía más que en el cambio, reforzando la visión de que Washington está conforme con un dólar débil. En el mercado japonés, la divisa estadounidense mantuvo una trayectoria oscilante, por lo que podría presagiar una intervención de las autoridades japonesas para comprar dólares con el fin de detener la debilidad de la divisa.