EDITORIAL

El compromiso del Popular

El Banco Popular fue ayer el primero de los tres grandes de la banca española en presentar resultados. Antes lo hicieron otras entidades, como Banesto y Bankinter, y el Guipuzcoano, que anunció sus resultados con un comunicado. El banco que presiden los hermanos Luis y Javier Valls cerró el año con un crecimiento del beneficio del 12,8% -714,2 millones de euros-, cumpliendo todos sus objetivos en un entorno cada día más competitivo, con un sector -el de las cajas- cada vez de mayor peso.

Pero el Popular, cuyo tercer puesto en el ranking bancario español cuenta cada día con más aspirantes, quiso dar una muestra de valentía al mercado al presentar un plan estratégico a tres años (2004-2006) con objetivos definidos de beneficio, rentabilidad, eficiencia, crecimiento de cuotas de mercado y captación de clientes. La finalidad de este plan, denominado Suma, es llegar a 2006 con un beneficio atribuible de 1.000 millones de euros, un 40% más que lo obtenido en 2003.

Las metas fijadas por el banco pueden ser consideradas más o menos ambiciosas y convencer o no al mercado, pero tienen el valor de recuperar algo olvidado los dos últimos años por las empresas cotizadas. Se trata de establecer unos retos para que el accionista disponga de una referencia. El Popular se convierte así en el primer banco en retomar la sana costumbre de comprometerse con el mercado, y con sus accionistas en particular.

'El Popular se fija objetivos para cumplirlos. Y cuando se ha realizado el plan Suma se ha hecho con los pies en la tierra', aseveró ayer el consejero delegado del banco, Ángel Ron. Las metas están, en efecto, para cumplirse. Pero también es necesario que el pequeño accionista tenga una referencia de hacia dónde quiere ir la empresa en la que ha decidido invertir sus ahorros. Es mejor rectificar a tiempo si se comete un error que dejar en la incertidumbre al accionista, y más en la era de la transparencia. La señal dada ayer por el Banco Popular al mercado debe ser imitada, sobre todo por las grandes empresas del país.