Foro de Davos

Los expertos advierten del riesgo de un euro fuerte

El presidente del Foro, Klaus Schwab, ha querido dar un aire más informal a esta cita. Por eso, ni los 800 presidentes y consejeros delegados de las principales empresas mundiales, ni los 31 jefes de Estado y de Gobierno que participan están autorizados a llevar corbata. La multa, simbólica, es de tres euros.

Pero lo cortés no quita lo valiente y la informalidad no excluye la seriedad de los temas a tratar en la localidad suiza. Ayer, los expertos analizaron las previsiones futuras de la economía y dos riesgos surgieron como los más evidentes: la fortaleza del euro y los déficit estructurales de Estados Unidos.

'El vigor del euro ha puesto presión en Europa para hacer reformas. Está diciendo: mientras no consigas que tu demanda doméstica avance, tendrás problemas, porque la subida del euro está dañando las exportaciones', advirtió Stephen Roach, economista jefe de Morgan Stanley.

La divisa estadounidense se ha revalorizado un 19% en el último año y ya hasta el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha mostrado su preocupación por el tipo de cambio. 'El nivel del dólar importa mucho. Si el euro alcanza los niveles de 1,40 dólares y provoca una recesión en Europa, dañaría a EE UU', agrega. De la misma opinión fue el director general de Zurich Financial Services, James Schiro, que señaló que el BCE 'tendrá que hacer algo con los tipos de interés' para conseguir un 'mejor equilibrio' entre el euro y el dólar para estimular el crecimiento en los Doce, que se estima muy por debajo del de EE UU.

La primera economía del mundo tiene sus propios riesgos: los déficit, los 'desequilibrios estructurales' del país, que criticó Lauren D. Tyson, ex asesora de Bill Clinton durante su presidencia en EE UU. Tyson pidió que el BCE actúe para frenar la depreciación del dólar, tema que continuará planeando sobre los debates en los Alpes.

'Si el euro llega a 1,40 dólares y causa una recesión en Europa dañará a EE UU'

Clinton aboga por una globalización más justa

El ex presidente de EE UU, Bill Clinton, se erigió ayer en Davos como el defensor de los países en desarrollo y abogó por una globalización más justa. 'El mundo no está organizado de manera sistemática para asumir que somos globalmente interdependientes tanto en cuestiones relacionadas con el sida, o con conflictos, como sobre temas de índole económica', dijo Clinton, que en la actualidad preside una fundación que lleva su nombre y financia proyectos de ayuda al desarrollo. Clinton aprovechó el encuentro para recordar que algunos organismos internacionales han reconocido que sus recetas sobre 'disciplina fiscal' contribuyeron a empeorar más que a solucionar los problemas de algunos países pobres, aunque consideró que hay que afrontar la situación desde la perspectiva de resoluciones de manera sistemática y no con medidas puntuales.

'No estamos aquí para entretenernos los unos con los otros, sino para aprender unos de otros acerca de qué podemos hacer para que haya una diferencia en cuestiones que nos preocupan', dijo Clinton a los participantes en el foro y pidió que 'la globalización sea más global y honesta'.

Los Alpes acogen los principales conflictos políticos internacionales

La seguridad internacional comparte protagonismo en el Foro de Davos con la prosperidad económica. Por eso, los principales conflictos internacionales también se han dado cita.

¦bull; Los analistas de seguridad rechazaron ayer que el mundo sea más seguro después de la guerra de Irak, como sostiene el presidente de EE UU, George Bush. Por su parte, el administrador para Irak, Paul Bremer, anuló su participación en el Foro.

¦bull; El presidente iraní, Mohamed Jatamí, aprovechó su presencia en el Foro para negar que su país disponga de armas de destrucción masiva. Algunos participantes instaron al presidente a celebrar unas elecciones democráticas.

¦bull; El ministro palestino de Exteriores, Nabil Shaath, alertó ayer de que el plan de paz de la Hoja de Ruta está 'en coma'.