Ley de Transparencia

Banesto destinó 4,24 millones a retribuir a sus nueve consejeros en 2003

Banesto se ha convertido en la primera empresa cotizada en adaptarse a la nueva Ley de Transparencia al publicar ayer en su web su informe de gobierno corporativo, además de otra serie de informes de acorde a esta ley como el reglamento de la junta de accionistas o del consejero. En la web también se incluye las preguntas más frecuentes de los accionistas sobre la junta. En su informe de gobierno corporativo, remitido a al CNMV se recoge que en 2003 se dedicó un total de 4,24 millones de euros a retribuir a los nueve consejeros y que pasarán a ser 11 cuando el próximo 4 de febrero la junta de accionistas apruebe la incorporación del empresario catalán Francisco Dourella y del abogado Gabriel García Pita. En la junta del pasado año se estableció en 5 millones la retribución fija y anual del consejo para 2003. El consejo percibió 178.000 euros por dietas y atenciones estatutarias. El banco empleó otros 4,062 millones en retribuir a los tres consejeros ejecutivos -la presidente Ana Patricia Botín; el consejero delegado, Federico Outón, y el consejero y director general financiero, Juan Delibes- por conceptos distintos a los anteriores.

Los consejeros tienen derecho además a ser retribuidos por el desempeño en el banco de otras funciones y podrían percibir también acciones, opciones sobre títulos o ser beneficiarios de otro sistema que esté referenciado al valor de los títulos. Además, Banesto contabilizó 1,98 millones por los compromisos de pensiones devengados de directivos del banco o que han formado parte del consejo.

Según el banco, que se adaptará a las modificaciones que introduzca la CNMV, su informe 'no se limita' a cumplir con la ley, sino que pretende reflejar 'cualquier aspecto que los accionistas puedan considerar relevante para conocer la gestión' del banco.