Cumbre anual

Arranca el Foro de Davos con el futuro de Irak y la seguridad mundial como ejes

Ya ha comenzado en la localidad suiza de Davos la cumbre que anualmente celebran los poderosos del mundo entero. Este año, el Foro Económico Mundial trabajará bajo el lema "Colaborar para aumentar la prosperidad y la seguridad", dos caras de la misma moneda.

Este año, la cumbre de Davos contará con mayor presencia europea que en la pasada edición, aunque es posible que vuelvan a evidenciarse las diferencias de enfoque que separan a Washington y la vieja Europa.

En la agenda, figuran temas espinosos. El futuro de Irak centrará, con la presencia en la localidad alpina del administrador de la autoridad provisional de la coalición, Paul Bremer, y del vicepresidente Cheney, los debates. Precisamente, la guerra que planeaba en 2003 sobre ese país abrió una brecha en las relaciones trasatlánticas. Si los portavoces de la Administración Bush se empeñan en defender que Irak escondía armas de destrucción masiva, justificando el ataque bélico, ésta podría reabrirse. Desde muchas regiones del mundo se alzan voces que piden un traspaso de poder a un administrador civil nombrado por el secretario general de la ONU, Kofi Annan, que vuelve a asistir al Foro.

Además de la lucha terrorista e importantes cuestiones de política internacional (el nuevo rumbo de Libia y los conflictos de Oriente Próximo y Corea del Norte), la cita de Davos reserva un apartado de máxima importancia a la faceta económica.

El debate EE UU contra Europa sobre una defensa a ultanza del libre mercado o la necesidad de un Estado social que garantice la equidad. Están preparadas, asimismo, conferencias y mesas redondas sobre las fuertes fluctuaciones de las divisas, en las que intervendrán varios ministros de Economía y Finanzas europeos y del Japón, así como banqueros centrales, entre ellos el del BCE, Jean-Claude Trichet. Su poder sobre el tipo de cambio ha quedado patente en los últimos días. Basta una palabra de Trichet o Greenspan, ya sea de tranquilidad o preocupación por los niveles alcanzados por la moneda que atañe a su zona, para que ésta adquiera alas o se desinfle.

El Foro se celebra poco antes de la reunión prevista de los titulares de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del Grupo de los Siete (G-7) en Boca Ratón, Florida, los días 6 y 7 de febrero, donde se tratará de la depreciación de la divisa norteamericana.

Los empresarios piden cautela para no exagerar los escándalos

Un grupo de directivos de grandes firmas multinacionales ha declarado que los escándalos contables se limitan a un reducido número de firmas y no es generalizado. "Da la impresión de que todo responsable de una empresa trate de engañar y de saltarse las reglas", comentó el presidente de Nissan, Carlos Ghosn, quien aseguró no obstante que "ha habido excepciones que desde luego son inaceptables". Según la responsable de Carlson, Marilyn Nelson, los empresarios que asisten a Davos son partidarios de la "transparencia".

El presidente de la plataforma, Klaus Schwab, se ha jactado de contar en esta edición con "32 de las cincuenta empresas más respetadas del mndo".