Foro Social

Las críticas a la OMC y al FMI cierran el Foro Social

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Comercio (OMC) fueron objetivo de las críticas en el último día de debates del Foro Social Mundial que se clausura hoy en Bombay. Uno de los participantes más célebres, el premio Nobel de Economía y ex directivo del Banco Mundial, Josep Stiglitz, atacó al FMI por mantener su línea de 'liberalización para generar crecimiento', cuando los informes de esa institución dicen que 'la liberalización no es causa de crecimiento'.

Sin embargo, añadió que los países en desarrollo pueden 'reducir la pobreza' y 'crecer' aprovechando la globalización, siempre que cambien algunos acuerdos internacionales, como el de la OMC, para incluir el fortalecimiento de la seguridad social y la lucha contra la pobreza.

Winnie Mandela y la iraní premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi también participaron en el encuentro, que reunió durante cinco días a los movimientos antiglobalización en la primera vez que este foro, que surgió como alternativa al Foro de Davos, se celebra fuera de Porto Alegre.

La organización humanitaria Oxfam organizó un acto para denunciar el 'devastador impacto de las prácticas comerciales injustas en los países pobres y en las formas de vida de los más pobres', según explicó el activista indio Samar Varma.

Varma agregó que 'la desaparición de los pequeños agricultores en India es sólo un ejemplo de cómo los campesinos pobres en los países en desarrollo no pueden competir contra las agriculturas subvencionadas de los países ricos'.

Entre manifestaciones, conferencias y coloquios, en el foro se presentaban muy diversas propuestas, como la guerra en Irak o la solidaridad con Cuba.

El punto final al encuentro lo pondrá hoy un concierto en el que intervendrán grupos folclóricos de India, Sudáfrica y Pakistán, y en el que cantará también Gilberto Gil, ganador de dos premios Grammy y ministro de Cultura de Brasil.

Joseph Stiglitz

El ex directivo del Banco Mundial y premio Nobel de Economía atacó al Fondo Monetario Internacional por mantener su línea de 'liberalización para generar crecimiento', cuando sus informes dicen que 'la liberalización no es causa de crecimiento'.