Abandono

Samsung asegura que se va de España porque preveía tener pérdidas en 2004

Samsung ha optado por cerrar su factoría española por la progresiva pérdida de rentabilidad registrada en los últimos tres años. Un estudio interno que elabora la filial española con el asesoramiento del despacho Garrigues Abogados estipula que la factoría hubiera empezado a generar pérdidas a partir de este año.

La tendencia 'se habría agravado el año 2005 y 2006', aseguró un portavoz de la compañía. La dirección de Samsung no cuantificó el nivel de pérdidas previsto.

En cualquier caso, la pérdida de rentabilidad y los costes salariales no han sido las únicas causas para decidir el cierre. Otra de las razones de peso ha sido la elevada capacidad instalada en la factoría eslovaca que asumirá la producción. Samsung registró en España un beneficio neto (incluye la actividad comercial) de 4,55 millones en 2000, rentabilidad que cayó hasta un resultado de 2,34 millones en 2002.

Philips abre el diálogo

Philips negocia encargar la recolocación de 70 de los 100 empleados de la factoría de Novalux a Moa o Creade, dos de las empresas especializadas en la gestión de recursos humanos. Vida Caixa, filial de seguros de La Caixa, será la encargada de tramitar las prejubilaciones de los 30 empleados restantes, que cuentan con 55 años. La dirección del grupo holandés en España mantuvo ayer la primera reunión con los representantes sindicales, tras el anuncio del cierre de la factoría de La Garriga realizado la semana pasada.

Por otra parte, el sindicato Usoc denunció ayer la situación delicada de la factoría de El Prat de Llobregat (Barcelona) de la papelera italiana Reno de Medici. El grupo papelero ha trasladado la mitad de la producción de 70.000 toneladas de cartón a Italia y ha propuesto una reducción de plantilla de 70 personas con bajas incentivadas.