Resultados

Ana Botín quiere que Banesto esté entre los grandes bancos

Somos un banco cuyos resultados son predecibles. A nosotros nos va bien cuando a España le va bien'. Con estas palabras Ana Patricia Botín vinculó ayer la actual y futura marcha de Banesto, banco que, según su presidente, 'aspira a ser grande. No tenemos estrategia de banco pequeño ahora', a pesar de que renuncie a realizar compras.

De hecho, el director general financiero del grupo, Juan Manuel Delibes, aprovechó ayer la presentación de resultados para realizar una comparativa y asegurar que Banesto había crecido en 2003 vía negocio casi el equivalente a la compra de un banco mediano del tamaño del Atlántico o del Zaragozano, entidades financieras vendidas en España recientemente.

Ana Patricia Botín tampoco quiso pasar la ocasión para defender el modelo de Banesto basado en el crecimiento orgánico, a pesar de que otros bancos similares, como el Sabadell, hayan acrecentado su competencia tras la adquisición del Atlántico. 'Banesto es el banco que mejor puede crecer en España de forma orgánica', dijo Ana Patricia Botín. 'Nos sentimos cómodos con nuestro tamaño, es ideal, el mejor tamaño posible para crecer y competir', añadió. Banesto tiene 1.689 oficinas, 9.840 empleados y unos activos de 57.931 millones.

Pero Ana Patricia Botín quiso ir más lejos al asegurar que la apuesta de Banesto es ser el mejor banco de clientes español y el más transparente. Botín apoyó sus afirmaciones de crecimiento apoyada en la cuenta de resultados y el aumento del negocio. Así, Banesto cerró el año con un beneficio bruto de 639,8 millones de euros, el 11,2% más. Esta subida está por encima de lo anunciado a mediados de año, cuando preveían un aumento del 10%.

Pero este crecimiento del beneficio pasa a ser sólo del 1,4% una vez abonados los impuestos y muy en menor medida los minoritarios. No en vano, los impuestos le han restado al beneficio bruto 190,7 millones de euros, un 45,7% más que un año antes (ha sido en el último trimestre cuando más han crecido). Esto se debe a que se ha agotado prácticamente el crédito fiscal del que disfrutaba desde 1994. Por ello, a partir de este año las comparaciones del resultado final serán más homogéneas.

De la cuenta destaca el crecimiento de todos los márgenes gracias a la mejora del negocio -que ha compensado la caída de los tipos de interés- y la contención de costes, que han vuelto a ser cero.

Según su presidenta, 'Banesto ha sido el primer banco en crecimiento de negocio'.

El aumento de su actividad se ha apoyado en gran medida en el crédito, que sube el 20,3% (con titulizaciones), hasta los 34.218 millones de euros. De este capítulo destaca el crecimiento de los créditos para viviendas, que sube el 41,4% (pero su peso en el balance es inferior al 40%). Los recursos totales gestionados suben el 20,8%, hasta los 46.707 millones de euros. Sin fondos de inversión la mejora de los recursos de clientes es del 7,2%, destacando la subida de los depósitos a la vista y ahorro, que con 11.285 millones aumentan el 20,4%.

Estos datos han permitido a Banesto seguir ganando cuota de mercado, incluso por encima de sus estimaciones, ya que el objetivo era arañar 0,25 puntos de cuota y ha conseguido 0,81 puntos, en parte por el negocio de los juzgados.

Ana Patricia Botín cree que 2004 también será un buen año para el banco, aunque los presupuestos de Banesto para este año están basados en una moderación del crecimiento del crédito hipotecario y un ligero repunte de la morosidad. Según Botín, el banco ya ha puesto los cimientos para compensar esta posible bajada del crecimiento de las hipotecas, con un fuerte enfoque en el negocio de las pymes. Además, ha puesto en marcha el proyecto Q10, para evaluar la satisfacción del cliente, al que quiere sacar más rentabilidad.

Las hipotecas suben un 41,4%, pero para 2004 esperan un menor crecimiento

Claves Nuevas metas para el grupo

Objetivos para los tres próximos ejercicios

Banesto ha mejorado sus objetivos estratégicos para 2006, que se centran en ganar una cuota de mercado anual de 0,25 puntos, con una ratio de eficiencia del 42%, frente al umbral del 45% del objetivo anterior, y en un ROE superior al 18%, desde el 17,5% del objetivo precedente. Además, la entidad aspira a mantener la morosidad, que descendió en 2003 al 0,7%, por debajo de la media de los competidores. El banco, no obstante, no quiso hacer previsiones de beneficios.

Dos nuevos consejeros independientes

El banco celebrará el 4 de febrero junta de accionistas en la que se aprobarán los cambios estatutarios para adaptarse a las nuevas normas de transparencia, con lo que será, según su presidente, la primera cotizada en adaptarse a ellas. Se ratificará además el nombramiento como consejeros independientes de Francisco Daurella -catalán, de 76 años, presidente de Cobega, que fue consejero del Banco Central- y de Daniel García-Pita, consejero de Aegon y Cortefiel.

Una remuneración de 0,29 euros, el 11,5% más

La entidad tiene previsto aprobar en la junta una retribución al accionista de 0,29 euros por título, un 11,5% más que en 2003. Esta remuneración supone una retribución total de 201,3 millones de euros. Como es habitual en Banesto, la remuneración se hará mediante la devolución del valor nominal de las acciones. El mercado no acogió ayer con optimismo los resultados del banco al caer sus títulos un 0,40% al cerrar a 9,90 euros por acción.